LIBROS DEL MISTERIO: LOS MISTERIOS DEL ARTE

Por Sergio Tenguán

Siguiendo con La Revelación de los Templarios, les contaré un poco sobre las ideas que manejan los autores para llegar a la conclusión de que Juan el Bautista fue más que el simple precursor de Jesús.

Sabemos que Leonardo Da Vinci debe un lugar preferencial a Juan el Bautista y nos lo demuestra en la Ultima Cena con el “signo” de Juan (dedo índice levantado). En La Virgen de las Rocas, encontramos alusiones a la superioridad de Juan sobre Jesús, cuando se les representa a uno bendiciendo a otro, en la misma obra vemos al ángel cortando una cabeza invisible con la mano, en alusión a la decapitación de Juan, sobre este mismo tema de la decapitación, también encontramos la misma alusión en el sudario de Turín, por supuesto, suponiendo que Leonardo fuera el autor real de la mortaja.

Esta información nos lleva a pensar que algo raro se entreteje alrededor de Juan el Bautista y sin embargo hay más. 500 años después de que Leonardo pintase estas misteriosas obras, el señor Jean Cocteau (1889-1963) pinto un fresco que se encuentra en la iglesia Notre-Dame de France en Londres, esta obra también requiere de una especial atención, con mente abierta para dejar entrar los mensajes ocultos, démosle un vistazo:
Lo primero que llama la atención, es que al igual que Leonardo (Ultima Cena y Adoración de los Magos), Cocteau se retrata a sí mismo en este mural dando la espalda a Jesús (a la izquierda de la cruz). La famosa M de la Ultima Cena, también la encontramos aquí, formada por las dos mujeres que están al lado derecho. La que está más cerca, es la virgen María y la otra (más joven) seria María Magdalena.

El sol negro también merece un poco de atención, por estar relacionado con cultos paganos a dioses que mueren y resucitan, como Osiris por ejemplo:

El hombre que esta al extremo derecho tiene un pez como ojo. En el centro, a los pies de la cruz, hay una rosa color púrpura relativamente grande que hace mención a los rosacruces.


Y finalmente, a la izquierda, a los pies de los soldados, la suma de los puntos de los dados da 58, y ése es el número esotérico del Priorato de Sion.

Los autores del libro tuvieron entrevistas, hasta con dos supuestos miembros del Priorato y ellos les confirmaron que tanto Leonardo como Jean Cocteau, pertenecieron a sus filas y los dos llegaron a ser Grandes Maestres. Hay que tener en cuenta también que el Priorato dice estar vinculado estrechamente con los rosacruces.

Sobre el mural, los autores llegan a la conclusión de que, lo que Cocteau quiso transmitir, es la idea de que Jesús no es el de la Cruz, sino mas bien el hombre que está a la derecha con el ojo de pez (como se sabe, este fue uno de los primeros símbolos cristianos) y por tal motivo Cocteau se autorretrata de espaldas a la cruz, con una mirada de enojo o decepción. Con la gran M al igual que Leonardo, Cocteau te invita a pensar en que la Magdalena y el culto a lo femenino tuvieron gran importancia para él.

El sol negro, que se vincula a los dioses como Osiris, nos llama también a recordar que el culto a Isis-Osiris, tenía mucho que ver con la divinidad femenina y los ritos sexuales.

Cocteau a diferencia de Leonardo, no te da muchos detalles sobre quien pudo ser en realidad el Bautista, pero si te da detalles de lo que Jesús no fue. Y esta devoción por el Bautista no es exclusivo de Leonardo, el Priorato por ejemplo, nombra a sus Grandes Maestres JUAN, segundo, tercero o, cuarto y así sucesivamente, lo curioso es que el Juan I no figura en ningún documento, no obstante, los autores tienen la certeza de que se trata del precursor de Jesús.

Los caballeros Templarios también profesaban mucha devoción por el Bautista y hay quienes dicen que la supuesta cabeza que adoraban era nada menos que la de Juan.

En el próximo artículo, hablaremos un poco más sobre este tema y sobre las relaciones entre ambos personajes, Juan el Bautista y Jesús.





La Revelación de los Templarios
Lynn Picknett y Clive Prince
Ediciones Martínez Roca, S.A.
Impreso en España-Printed in Spain

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Solamente,para darle las gracias por todos los articulos que llegan a mi correo,son muy interesantes y algunos muy entretenidoa.atte.Ana

Patricia dijo...

Al igual que Anna a mi tambien me fascinan todos vuestros articulo y en especiales los relacionados a libros de misterio.
Saludos felicitaciones por el blog

Percy Taira dijo...

Gracias Ana y gracias Patricia, esta columna pertenece a Sergio Tenguan, miembro de Expediente Oculto. Gracias por sus comentarios y por sus buenas vibras. Seguiremos publicando más noticias sobre libros del misterio.

Sergio Tenguán dijo...

Muchas gracias por sus comentarios, mas adelante comentaremos algunos libros mas del repertorio de Expediente Oculto. No se los pierdan!...y por supuesto, espero sus comentarios.