CARTAS DE DESPEDIDA DE VIRGINIA WOOLF A SU ESPOSO, LEONARD WOOLF Y A SU HERMANA, VANESSA

Estas son dos carta de despedida escrita por la escritora inglesa, Virginia Woolf a su esposo, el también escritor, Leonard Woolf y a su hermana, Vanessa, casada con el crítico literario Clive Bell, y si bien esta última carta no está fechada, se presume que fue escrita el mismo día en la que Woolf le escribió la misiva a su esposo, esto fue el 28 de marzo de 1941, día en que la autora de “La señora Dalloway” decidió suicidarse, ahogándose en el río Ouse. Tenía 59 años de edad.



CARTA A LEONARD WOOLF

Querido:

Me siento segura de estar nuevamente enloqueciendo. Creo que no podemos atravesar otro de estos terribles períodos. No voy a reponerme esta vez. He empezado a oír voces y no me puedo concentrar. Por lo tanto, estoy haciendo lo que me parece mejor hacer. Tú me has dado la mayor felicidad posible. Has sido en todas las formas todo lo que alguien puede ser. No creo que dos personas hayan sido más felices hasta que apareció esta terrible enfermedad. No puedo lcuhar por más tiempo. Sé que estoy estropeando tu vida, que sin mí podrías trabajar. Y lo harás, lo sé. Te das cuenta, ni siquiera puedo escribir esto correctamente. No puedo leer. Cuanto te quiero decir es que te debo toda la felicidad en mi vida. Has sido totalmente paciente conmigo e increíblemente bondadoso. Quiero decirte que todo el mundo lo sabe. Si alguien podía salvarme, hubieras sido tú. Nada queda en mí salvo la certidumbre de tu bondad. No puedo seguir destruyendo tu vida por más tiempo. No creo que dos personas pudieran haber sido más felices de lo que hemos sido.


CARTA A SU HERMANA, VANESSA

Querida:

No puedes imaginarte lo mucho que me ha gustado tu carta, pero siento que he ido demasiado lejos en esta ocasión para que pueda volver. Es lo mismo que la primera vez: todo el tiempo oigo voces, y sé que no puedo superar esto ahora. Todo cuanto quiero decir es que Leonard ha sido sorprendentemente bueno cada día, siempre; no puedo pensar que alguien hubiera podido hacer más que lo que ha hecho por mí. Hemos sido perfectamente felices hasta las últimas semanas, cuando este horror empezó. ¿Harás que esté seguro de esto? Siento que le queda mucho por hacer y que seguirá adelante, mejor sin mí, y que tú le ayudarás. Apenas si puedo pensar con claridad ya. Si pudiera te diría cuánto habéis significado tú y los niños para mí. Creo que lo sabes. He luchado contra esto, pero ya no puedo más.

Virginia.

No hay comentarios: