BRUJERÍA Y HECHICERÍA EN EL JUICIO CONTRA ALBERTO FUJIMORI



Muchos podrían suponer que los temas de brujería o hechicería sólo correspondería a los ámbitos en donde la magia o la superchería popular gobiernan, sin embargo, muy pocos podrían imaginar que este tipo de creencias podrían coexistir en lugares tan serios y fríos como una de las salas del Poder Judicial, o para ser más específicos, en la sala encargada de realizar el proceso jurídico más importante de la historia republicana del Perú, este es, el juicio al ex presidente Alberto Fujimori. No obstante, esto está ocurriendo.

La Bruja de Fujimori

Todo comenzó el domingo 3 de agosto del 2008 cuando el programa periodístico “Cuarto Poder” difundió un reportaje en el que además de investigar las supuestas irregularidades en el régimen de visitas del ex mandatario, comentaron la extraña presencia e historia de una anciana de 91 años de edad llamada Salomé Ybarguen, que hasta ese momento había pasado desapercibida por los medios de prensa y que sin embargo, resultó ser una de las personas más respetadas por el propio Fujimori.

Según el informe, su importancia se debería a que ella es nada menos que una conocida hechicera o bruja, dentro del entorno cercano del ex mandatario, el mismo que incluso, la usa como “amuleto” en cada una de sus audiencias. Tal es su creencia en la buena fortuna de esta señora, que en los momentos más difíciles del juicio, Ybarguen ha llegado ha ocupar uno de los asientos destinados sólo al círculo más cercano y familiar del ex presidente, y en algunos casos, incluso, ha llegado a sentarse al lado de sus hijos Keiko y Kenji Fujimori.

Las creencias de Fujimori

Pero esto no sería nada nuevo. Y es que para la prensa siempre fue conocida la afinidad del ex mandatario por este tipo de temas esotéricos. En su gobierno que duró de 1990 hasta el 2000, Fujimori solía participar durante sus viajes al interior del país, de diversos ceremonias vinculadas al chamanismo o al misticismo andino, de esos son conocidos sus sumersiones en la laguna de las Huaringas, que según los conocedores sus aguas frías sirven para “limpiar” el alma de las malas vibras.

Asimismo, se sabe que el ex mandatario contaba con todo un equipo de videntes y cartománticos, entre ellos, la más conocida fue la ecuatoriana con la que consultaba diversos temas relacionados con su futuro político. Es más, en uno de los famosos “vladivideos” difundidos por el Congreso de la República, la vidente le anunció la proximidad de un evento devastador entre los días cercanos el 15 de septiembre del 2000. Como se recuerda, su régimen comenzó a caer el 14 de ese mes cuando se difundió el primer vídeo de su asesor Vladimiro Montesinos.

No sólo es Fujimori

Pero si las relaciones de Fujimori con lo místico no sorprenden, lo que muchos no sospechaban es que este tipo de creencias se extendían incluso a los ámbitos mismos de la sala que lo juzga. Tal es así que los jueces supremos encargados de la sala, así como los fiscales encargados de las acusaciones penales por parte del Estado y los abogados de las partes agraviadas en el gobierno fujimorista, han admitido o mostrado sus miedos ante las posibles “cargas negativas” o hechicerías que pudieran ocurrir dentro del juicio, en especial luego de que se develara la presencia de Salomé, a lo que muchos ya consideran como la “Ángel de la guarda de Fujimori”.

En cuanto a la Fiscalía, por ejemplo, uno de los casos emblemáticos es el del fiscal Avelino Guillén, quien pese a ser visto por la opinión pública como uno de los más fieros opositores a Fujimori, aceptó que para evitar las malas influencias de la “bruja fujimorista” suele colocar al lado de su mesa un vaso lleno de agua. En tanto, la abogada de la parte civil y representante de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh) Gloria Cano, aseguró que le ha oído a la anciana maldecirle incluso hasta su tercera generación, y que debido a ello ha comenzado a usar una pulsera de cuarzo, según dijo para neutralizar posibles poderes negativos.

Y por último, los jueces supremos, no sólo tienen sobre la mesa al tradicional crucifijo y la Biblia, sino que además, han colocado un detente del Señor de los Auxilios, que según los especialistas en estos temas, sirve para mantener a raya los conjuros y maleficios que supuestamente, Salomé podría impartir en ellos.

No hay comentarios: