ÁSPERO, LA CIUDAD DEL MAR




Foto de El Comercio



En Barranca, en el distrito de Puerto Supe, a sólo tres horas de Lima, se encuentra la ciudad pesquera más antigua de América: Áspero.

Este lugar es uno de los seis complejos arqueológicos que comprende el circuito histórico y turístico de Caral-Supe además de ser contemporánea a ésta con 3,000 años a.C. Siendo uno de los propulsores más importantes de la economía de la citada civilización costeña.

Para la arqueóloga y descubridora de Caral-Supe, Ruth Shady, la importancia de Áspero radicó justamente en su aporte de recursos marinos a diferentes civilizaciones del valle, entre ellas Caral.

Esta relación con el mar, sería la principal característica de esta comunidad, en donde hasta la fecha se han encontrado diversos nudos tipo pescador, así como rocas con canaletas centrales que eran utilizadas como peso para las redes y agujas elaboradas de huesos de mamíferos con las que las tejían. Y si bien no se han hallado aún restos de embarcaciones, los arqueólogos han encontrado restos de peces típicos que sólo podrían hallarse en aguas profundas como el róbalo, lo que comprobaría un ingreso masivo a mar adentro con algún tipo de nave rústica.

Pirámides y arquitectura de Áspero

Pero no sólo es el aspecto económico lo que resalta de esta civilización, Áspero también destaca por su compleja arquitectura. La zona está dividida en dos grandes espacios: la monumental y las aldeas. La primera comprende cerca de 18 hectáreas y en ella se ubican siete pirámides de entre 15 y 10 metros de altura (construidas en el arcaico tardío 2,600 a.C.), mientras que la segunda se halla en la periferia (arcaico medio hasta 4,900 a.C.)

En cuanto a la zona monumental, allí se encuentran las huacas De los Sacrificios, Alta y De los Ídolos y tres de las siete pirámides (las otras cuatro aún no han sido excavadas). En todos los casos se trata de construcciones truncas y escalonadas sobre las cuales distintos grupos pertenecientes al mismo arcaico tardío fueron construyendo uno después del otro.

Asimismo se han encontrado restos humanos, entre ellos tres niños, un joven y un bebe, éste último ataviado con collares de spondylus y piedras preciosas. Según el jefe de campo de Áspero, Daniel Cáceda, aún se desconoce el motivo por el que fueron utilizados como ofrenda. "Tal vez la sociedad pasaba por una gran crisis y necesitaba congraciarse con su dios", considera.

Por su parte, la arqueóloga Kati Huamán, encargada de la excavación en Huaca Alta, cuenta, que esta estructura fue motivo de un terrible saqueo a inicios del siglo XX, sólo comparable al que sufrió Huaca Rajada en Lambayeque.

Últimos hallazgos

Adicionalmente, se han descubierto una zona residencial en donde habrían habitado un grupo perteneciente a un segundo estrato de la sociedad dedicado a la producción artesanal y al comercio, así como siete entierros humanos. También se han encontrado almacenes y dos plazas circulares en las huacas Alta y De los Ídolos.

DNegritaATOS

El Peacs es la institución gubernamental responsable de las actividades de investigación, conservación y difusión del patrimonio arqueológico de la cuenca de Supe y de su área de influencia. Actualmente, el Peacs excava en seis asentamientos arqueológicos: Caral, Chupacigarro, Miraya, Lurihuasi, Vichama y Áspero, todos en el departamento de Lima.

No hay comentarios: