Vaticano abierto a posibilidad de vida extraterrestre

El director del Observatorio Vaticano, el sacerdote y astrónomo José Gabriel Funes, dejó abierta la posibilidad de la existencia de vida extraterrestre y consideró que esto no debería verse como un problema de fe sino como un desafío positivo para la teología y la filosofía.

"Las millones del estrellas del universo ahora mismo no ofrecen un problema para la doctrina de la creación. La tradición católica tiene elementos para poder responder satisfactoriamente a este desafío", dijo Funes en una entrevista a Notimex.

Estas declaraciones las dio con motivo del Año Internacional de la Astronomía celebrada por la Pontificia Academia de las Ciencias de la Sede Apostólica y que entre otros temas estudió el de la "astrobiología".

Según Funes esta disciplina, que reúne a astrónomos y biólogos, tiene como objetivo estudiar la existencia de vida en el espacio, como puede resultar los últimos descubrimientos que apuntan a la existencia de agua bajo la superficie de Marte o de elementos que permitan el desarrollo de vida en las lunas Europa del planeta Júpiter o Titán, satélite de Saturno.

El director del Observatorio Vaticano indicó que las limitaciones tecnológicas no permiten a los especialistas llegar más allá del Sistema Solar para descubrir planetas de medida y conformación similar a las terrestres.

"Hasta la actualidad unas 340 estrellas se han identificado como planetas, el Sistema Solar no es único en el universo, existen otros sistemas que han desarrollado planetas semejantes al nuestro", señaló.

"Con esto un siguiente paso será identificar si estos planetas tienen atmósferas comparables a las terrestres con oxígeno, carbono y nitrógeno, elementos necesarios para la vida", añadió.

José Gabriel Funes ponderó que con este encuentro sobre astrobiología la Iglesia católica demuestra su interés concreto por animar las investigaciones de vanguardia en la ciencia, como lo ha hecho a lo largo de su historia.

1 comentario:

FelizyEficaz dijo...

El repetido diseño piramidal en diferentes puntos de la tierra, dioses reptiles, artefactos voladores y mucho más nos sugieren que en una época estábamos acostumbrados a verlos y a convivir con ellos, quizás en Egipto como consejeros del faraón, pero aquí en las Américas, eran nuestros dioses y nosotros sus esclavos.
Los conocimientos astronómicos, matemáticos y arquitectónicos que demostraron las antiguas civilizaciones sumerias, egipcias, mayas, aztecas, incas, chinas, hindúes y algunas nórdicas fueron traídas y explicadas por esos seres extraterrestres de diferentes civilizaciones en épocas y visitas periódicas.
En el génesis de la biblia (Génesis 6.4 ; Números 18.33; Deuteronomio 2.10, 3.11.18; Josué 12.4, 13.12, 15.8; 2º Samuel 21.16; 1º Crónicas 20.4-7 y Job 16.15, Daniel y otros.) hablan de los gigantes, seres alados, híbridos … (algunas razas extraterrestres) que se mezclaron con las mujeres terrestres dando lugar a varias razas hibridas (cuyos hijos no sobrevivieron en la mayoría de los casos después del diluvio y la inquisición) y de una lucha posterior en el cielo (el espacio exterior) para castigar y expulsar a aquellos que habían intervenido en nuestra evolución natural.
Los constantes avistamientos ovnis grabados y reportados, en la tierra y en el espacio, desde que contamos con telescopios, cámaras y filmadoras son abrumantes y nos dejan poco lugar a dudas, incluso a los más escépticos. Yo me atrevo a afirmar que en estos tiempos se está desarrollando una guerra inter espacial entre al menos tres razas extraterrestres por el dominio de este sistema solar, y por supuesto de nuestra raza humana.
La razón lógica por la que no se muestran más evidentemente es por que crearían un caos e histeria masiva con efectos severos para los humanos, además de involucrarnos en su guerra. Ya lo han intentado y entre los suicidios en masa, los bombardeos mediáticos, la lucha de protagonismo de los poderes establecidos en la tierra y el asedio telepático generado, les ha sido problemático tanto a ellos como a nosotros.
Los que se empeñan en mantenernos en la ignorancia, los esclavistas, inquisidores, genocidas, individualistas, extremistas, que se niegan a la unión, son los que impiden a todo riesgo la aceptación de extraterrestres que alguna vez nos liberaron de “dioses” que exigían sacrificios humanos en las Américas, “sabios” que no permitían la libertad en Egipto y “gigantes que se llevaban a los hijos e hijas de Dios”.
Yo si quisiera que volvieran abiertamente, 1º para responder a muchas dudas históricas y científicas, 2º para obligar a la real unión de países en la tierra, no para defendernos, sino para acabar con la ilusión de separación, 3º para agradecerles el favor de habernos liberado y protegido de extraterrestres esclavistas y depravados, y 4º para destronar a esos grupos que se han aprovechado de la ignorancia para ejercer su dominio hegemónico. Una vez hecho, tendrían que volver a sus planetas, si no, sería otra clase de dominio, aunque ellos mismos no lo quieran, tendrían que controlar masas histéricas.