Científicos aseguran que podrían “revivir” 10 especies extintas

¿Estamos cerca de ver a Tigres diente de sables, Rinocerontes lanudos, Moas, Gliptodontes e incluso hombres Neandertal, caminar nuevamente sobre la faz de la Tierra? Pues aunque parezca ciencia ficción cada vez más los científicos están a un paso de concretar esta magna obra de la ciencia. Esto según la revista New Scientist que acaba de publicar un listado de las 10 especies que podrían ser “revividas” en los próximos años gracias a la obtención de sus ADN y a las secuencias de los mismos que podrían ser concluidas con facilidad.

La lista de las 10 especies es la siguiente:

Tigre de diente de sable.- Este felino fue alguna vez el más grande de todos los tiempos. Y pese a que desapareció hace 11 mil años fue una grata sorpresa para los científicos que se haya podido recuperar fácilmente su ADN. Estos confían en obtener su genoma para que una leona pueda ser la donante del óvulo.

Oso de cara corta.- Los Arctodus simus fueron los mayores carnívoros de la Edad de Hielo. Se ha logrado recuperar gran parte de su ADN y también se sabe que hay ejemplares congelados en Siberia.

Tigre de Tasmania.- El último de su especie murió en un zoológico en 1936. Sin embargo, sus tejidos fueron guardados por lo que se ha permitido recuperar su ADN. En un experimento del 2008, un grupo de investigadores insertó una parte del material genético en un ratón, con el fin de generar un nuevo gen, lo que felizmente ocurrió. Con esta fascinante especie, una hembra del diablo de Tasmania podría actuar de madre.

Gliptodonte.-
Tal como ocurrió con el Tigre diente de sable, esta especie dejó de pasearse por el planeta hace 11 mil años. Por ahora, todavía se han encontrado ejemplares congelados, por lo que la recolección de su ADN es escasa. A pesar de todo, con esta especie, los científicos no pierden la esperanza porque la especie viva más parecida genéticamente es el armadillo.

Rinoceronte lanudo.- Este animal habitó los fríos paisajes de Eurasia y se extinguió hace 8 mil años. Debido a que vivió en Siberia, un lugar frío, hay muchos rinocerontes de este tipo congelados, por lo que extraer su ADN resulta fácil.

Dodo.-Esta era un ave no voladora que desapareció a finales del siglo XVII. Hace seis años, genetistas de Oxford secuenciaron fragmentos de sus ADN.

Perezoso gigante.-
Hace casi 8 mil años esta especie dejó de existir. Hace no mucho, algunos expertos han logrado recuperar su ADN proveniente de sus pelos y del estiércol fosilizado.

Moa.-
Esta gigantesca ave no voladora vivía en Nueva Zelanda y fue la única de estas especies que fue extinguida por la caza intensiva de los hombres. Por otra parte, su ADN ha sido recuperado en buen estado desde el interior de algunas cuevas, por lo que pronto los científicos obtendrán su genoma. Las especies más similares son las avestruces.

Alce irlandés.- Esta especie vivió hace 7.700 años en Eurasia. Su ADN ha logrado ser recuperado, así que obtener su genoma no resultaría complicado, pero resucitarlo tendría un pequeño inconveniente: su único pariente cercano es el ciervo, que aunque tiene gran parecido, su tamaño es demasiado pequeño en comparación a su predecesor histórico.

Y por último, se habla también de la posible “resurrección” del Neandertal y es que pese a que estos parientes del hombre desaparecieron hace 25 mil años, la secuenciación completa de su genoma es una de las noticias científicas más esperadas de este año. Sin embargo, para los científicos lejos de los problemas éticos y morales que implicaría una creación de este tipo, lo difícil sería en todo caso encontrar a una mujer que desee donar su útero para un experimento semejante.

Vídeo animales extinguidos del programa Cuarto Milenio






No hay comentarios: