Reina Sofía revela detalles del Club de Bilderberg

LA REINA SOFÍA Y EL CLUB DE BILDERBERG


La publicación del libro “La Reina muy de Cerca”, escrita por la periodista Pilar Urbano, y que se basa sobre las confesiones de la Reina Sofía de España continúa causando polémica, y es que lejos de las controversias surgidas en los diversos medios por sus opiniones sobre temas como la homosexualidad, la libertad religiosa o la eutanasia, la monarca europea también se habría referido a un tema que hasta el momento se mantenía oculto dentro del mundo de las conspiraciones esto es, su participación dentro del Club del Bildeberg.

Según se destaca dentro del libro, la Reina describe las reuniones como “apasionantes” además de asegurar de que allí dentro se “corta mucho bacalao” y que “se aprende tanto”, debido a la cantidad de personas de renombre y de importancia mundial que asisten a esos encuentros.

"Para mí son unas reuniones apasionantes. A lo largo de los años, vas conociendo gente muy diversa, bien informada, bien relacionada, cada una con un bagaje formidable en su terreno, en su área o en su país. Allí se juntan personas de muchos mundos: política, finanzas, energía, defensa, comunicaciones, investigación científica...¡Se aprende tanto!", sostiene la Reina.

Asimismo, en cuanto al secretismo del grupo, la monarca asegura que “el secreto es para que cada uno pueda decir con libertad lo que piensa, lo que en un debate le viene a la cabeza, y que eso no se difunda. Pero no es secreto porque estemos conspirando. ¡Nada de conjuras!". Además señaló que no toda la información que escucha dentro del grupo se lo comenta al Rey Juan Carlos, sino sólo aquellas que considera importantes.

El poder de Bilderberg

Como se sabe, muchos investigadores, entre ellos el investigador Daniel Estulin, considera al Club Bilderberg como una gran organización que agrupa a los personajes más importantes del mundo con el fin de trazar los lineamientos tanto políticos, económicos, sociales e incluso del entretenimiento, para dirigir el mundo. Eventos como las crisis financieras, las guerras e incluso las creaciones de canales de televisión como MTV o la moda de algunas drogas, serían planificados dentro de este grupo privilegiado.

En ese sentido, la Reina negó que esto sea cierto debido a que el Club no es una “organización mundial ejecutiva” sino un espacio en donde los miembros intercambian diversas opiniones relacionadas a los conflictos mundiales que están ocurriendo o están por ocurrir. En ese sentido, aceptó que la información que allí se intercambia es sumamente valiosa para los involucrados.

Más datos del Club de Bilderberg

Así también en el libro se describen por primera vez datos sobre esta organización como por ejemplo que la Reina tiene allí una silla propia que tiene como marca la letra “S” que no es la sigla de su nombre, Sofía, sino la de Spain, así también tendrían similares características las sillas de la reina de Holanda y de Inglaterra.

También se reveló que dentro del Club no existen rangos sociales ni políticos, pues ninguno es tratado como canciller, presidente o como líder de una multinacional, y por último, sostuvo que si bien siempre se sostuvo que el Club no era una organización secreta debido a que la lista de los invitados son dados conocer al público, la Reina aseguró que existirían otras listas o listas oficiales que no necesariamente corresponden a las difundidas en los medios.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Masonería pura, pues.

Anónimo dijo...

Ya, solo hablan y no conspiran... y las vacas vuelan

Anónimo dijo...

Que decepción tan grande,pensaba que Sofía no era de esta clase