DONALD TRUMP ES EL PRESIDENTE NÚMERO 45 DE LOS EE.UU. UN NÚMERO QUE PARA MUCHOS PUEDE SER MALDITO ¿AQUÍ LAS RAZONES?



El último viernes 20 de enero el multimillonario Donald Trump juró como presidente de los Estados Unidos, convirtiéndose en el presidente número 45 en asumir el cargo. Muchas son las antipatías que genera este nuevo político estadounidense y hay quienes han dado ha conocer, sin tapujos, sus deseos de que no termine su mandato, hay quiénes han mencionado incluso, la palabra asesinato. Y es que al parecer, la clave estaría en el número 45, para muchos, los últimos presidentes que asumieron el cargo de presidente con un número terminado en 5, no acabaron bien.

El número 25, William McKinley

Ilustración del atentado contra William McKinley

El presidente número 25 de los Estados Unidos fue William McKinley, natural del estado de Ohio, gobernó esta nación entre los años 1897 y 1901. Falleció debido a un atentado en su contra. El 6 de septiembre de 1901 fue baleado por el anarquista León Czolgosz en la ciudad de Nueva York. El asesino le disparó dos veces, la primera bala le cayó en el hombro mientras que la segunda le dañó el estómago, el colón y uno de los riñones. La primera bala fue extraída facilmente sin embargo, la segunda, fue imposible de extraer. El mandatario murió ocho días después por la consecuencia de las heridas de bala. Fue el tercer presidente en ser asesinado en su cargo hasta esa fecha, los dos anteriores fueron Abraham Lincoln y James Abram Garfield.

El número 35, John F. Kennedy

John F. Kennedy antes de ser asesinado por Lee Harvey Oswald

El presidente número 35 de los Estados Unidos fue John F. Kennedy, quien nació en Massachusetts y fue elegido presidente entre los años 1961 y 1963. Fue asesinado el 22 de noviembre de 1963 mientras se trasladaba en el vehículo presidencial por la ciudad de Dallas, en Texas. Según el gobierno, el asesino fue Lee Harvey Oswald, quien luego sería asesinado dos días después de su captura por Jack Ruby. Sin embargo, hay quienes aún no creen en la versión oficial y sostienen que el presidente fue asesinado por un complot en su contra organizado en las altas esferas del poder.

¿Donald Trump continuará esta racha histórica? Esperemos que no.


No hay comentarios: