LA TIERNA HISTORIA DE HACHIKO: EL PERRO FIEL DE JAPÓN

Última foto de Hachiko

La historia de Hachiko es una de las más conocidas y tiernas de la relación entre un hombre y su perro. Hachiko era un perro de raza akita (originaria de Japón), nació en Odate en la prefectura de Akita, el 10 de noviembre de 1923 y falleció en Tokio, un 8 de marzo de 1935.

Un año después de nacer, Hachiko fue obsequiado a Eisaburo Ueno, un profesor del Departamento de Agricultura de la Universidad de Tokio. En un principio, Ueno no quería tener al perro pues había sufrido mucho con la muerte de un perro anterior, pero su hija adolescente insistió.

Ueno aceptó al can y este le fue enviado en tren desde Akita hasta Tokio. Su nuevo dueño decidió llamarle Hachi, que significa número Ocho, debido a que sus patas delanteras tenían forma de este número en la grafía japonesa llamada Kanji: 八.

Pronto el profesor se encariñó con el perro y entre ellos se forjó una relación que tuvo, como toda relación, sus propias rutinas. La más notoria y conocidas de todas, era cuando Hachiko acompañaba a Ueno todos los días desde su casa hasta la estación de tren de Shibuya para que este pudiera ir a su trabajo en la universidad, y luego, volvía cada tarde a la estación para recibirlo y acompañarlo hasta su casa.

El momento que lo cambió todo

Foto de Hachiko esperando a su dueño

Sin embargo, esta rutina se vio interrumpida el 21 de mayo de 1925. El profesor fue a trabajar como todos los días a su Universidad acompañado de Hachiko, pero nunca volvió. Aquel día, mientras dictaba una clase, el profesor Ueno sufrió de un paro cardíaco que acabó con su vida de inmediato.

Esa tarde, como cada tarde que Ueno iba a trabajar, Hachiko volvió a la estación para esperar a su dueño, pero éste, evidentemente, nunca apareció. Si bien la familia recibió y veló y enterró el cuerpo de Ueno, Hachiko, evidentemente, no entendía lo que sucedía, así que siguió yendo a la estación cada día, como lo hacía siempre, a esperar que su dueño volviera.

Hachiko no dejó de ir a aquella estación de tren durante diez años (a pesar de los intentos de la familia para que ya no lo hiciera) esperando el regreso de su dueño. Se dice, que prácticamente, vivía allí, pues sus esperas se hicieron más largas, tanto como su propia paciencia. Evidentemente, durante todo este tiempo, su presencia, llamó la atención de todas las personas que iban diariamente a esa estación, algunos de ellos lo reconocían y sabían que era el perro que solía acompañar y "recoger" a un señor a la estación. Estas personas alimentaron y cuidaron al perro lo mejor que podían.

Muerte de Hachiko

El cuerpo de Hachiko fue velado en la estación. Asistió la familia Ueno.

El 8 de marzo de 1935, a la edad de 11 años, Hachiko fue encontrado muerto en la estación de Shibuya. En un principio se creyó que el perro había muerto por algún tipo de comida contaminada o simplemente por cuestiones climatológicas como el frío, sin embargo, luego se supo que el perro había sufrido un cáncer terminal y una filariasis (infección de gusanos) en el corazón.

Homenaje al perro fiel de Japón

Estatua a Hachiko en la estación de Shibuya

La muerte de Hachiko y la posterior historia de su vida junto a su dueño, conmovió a todo el Japón. El cuerpo de Hachiko fue disecado y guardado en el Museo de Ciencias Naturales del distrito de Ueno.

También se han erigido dos estatuas a su nombre, uno en la estación de tren de Shibuya, lugar en donde se reunía todos los días laborales con su amo y otra en la estación de la ciudad de Odate, lugar donde nació Hachiko.

Cuerpo disecado de Hachiko en el Museo de Ciencias Naturales del distrito de Ueno.

Actualmente, se puede ver además, al lado de la sepultura del profesor Ueno, un monolito que recuerda a Hachiko.

La figura de Hachiko ha sido inmortalizada además en diversas películas y series de televisión. En cuanto a las películas, la más popular fue la estrenada en 1987, llamada Hachiko Monogatari, por Seijiro Kojama, que cuenta la vida de este perro desde su nacimiento hasta su muerte. Luego, ya en 2009, Hollywood hizo un remake de esta cinta llamada "Hachiko: siempre a tu lado" (Hachi: A Dog's Tale, en su versión en inglés), que fue protagonizada por el actor Richard Gere. La película fue adaptada a la realidad estadounidense.

Aquí las dos películas. La versión japonesa de 1987 y la estadounidense de 2009






Lee GRATIS la nueva novela de fantasía: La Dama Roja de Percy Taira

LEE Y/O DESCARGA GRATIS MI NUEVA NOVELA

LA DAMA ROJA, RELATOS DEL IMPERIO DE QUDOR