EL "SELFIE" DE LOS OSCAR NO FUE TAN ESPONTÁNEO COMO SE CREE



La verdad de los que muchos han calificado como una estrategia de marketing brillante ha salido a la luz. Según la página web del diario The Wall Street Journal, revela que la fotografía "más tuiteada de todos los tiempos", no fue 100% espontánea como se cree, sino que fue una gran campaña de marketing realizada por la compañía de Smartphones Samsung, para promocionar su teléfono Galaxy Note 3.


LA HISTORIA DETRÁS DEL "SELFIE"

Según el referido portal, la empresa Samsung habría pagado un estimado de 20 millones de dólares por 5 minutos de anuncios en los cortes de la ceremonia, más una inserción de su producto, esto último en términos no especificados, durante la emisión del premio Oscar.

Además, Samsung patrocinaba 10 tuits, en los que mostraban "selfies" o autofotos de celebridades tomadas en un salón especial de los Oscar, durante el pre show o la alfombra roja.

Además, la compañía le pagó a Twitter para promover los selfies a través de su programa Twitter Amplify, que da un trato preferencial a los tuits publicados por los clientes que pagan. 


¿ESPONTÁNEO O NO?



Cuenta el portal, que la anfitriona del show, Ellen Degeneres, deseaba hacer varias fotografías durante la ceremonia (esto se ve en la transmisión cuando ella señala a Meryl Streep para tomarse una foto con ella). Al tener esta idea, la ABC, que transmite el show, le sugirió que lo haga con el Galaxy Note 3 debido a los contratos que tenía con la compañía.

Y si bien el resultado final fue una casualidad (Meryl Streep señala a Julia Roberts, para que también se ponga en la foto y lo demás ya es historia tuitera). No obstante, muchos señalan que evidentemente, detrás de esta foto, había un acuerdo comercial que debía de respetarse. Es decir, que no fue 100% espontánea. 

Al final, los 3.1 millones de retuits, más las portadas de la prensa que esta foto generó en todo el mundo, le bringó un negocio sumamente redondo a la compañía Samsung.

Esto sin contar que artistas como  Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Bradley Cooper, Brad Pitt, Angelina Jolie, Julia Roberts, Kevin Spacey, Chaning Tatum, Lupita Nyong'o y su hermano y Jared Leto, simplemente vieron cómo se usó su imagen (gratis) para promocionar un teléfono celular.

No obstante, para acallar las dudas de que todo haya sido una manipulación mediática bien orquestada, la compañía Samsung lanzó el siguiente comunicado, indicando que donará 3 millones de dólares a dos instituciones benéficas que la anfitriona Ellen Degeneres respalda.

Este es el comunicado:

“Aun cuando éramos un patrocinador de los premios Oscar y teníamos una integración con ABC, nos encantó ver a Ellen incorporar orgánicamente el dispositivo en el momento del selfie del que ahora habla todo el mundo. Fue una gran sorpresa para todos, ella capturó algo que nadie se esperaba. En honor de este momento épico y, por supuesto, de la increíble respuesta de los casi 3 millones de retuits, quisimos hacer un donativo a las instituciones de beneficencia que Ellen respalda: St. Jude [Children's Research Hospital]y la Humane Society [of the United States]. Samsung donará 1.5 millones de dólares a cada entidad caritativa.”

Aunque claro, repetimos, cuánto le habría costado a Samsung tener a todos esos artistas fotografiados con uno de sus teléfonos celulares.

En fin... como decíamos al principio, para algunos una estrategia de marketing brillante, para otros, uno ya no sabe qué creer entre lo que es verdad o no, en la tv.

1 comentario:

Natsabés dijo...

Desde mi punto de vista yo creo que el creer que "fue 100% improvisado" es algo muy tonto.
Todo lo que ves en los oscares es parte de un guion tan es asi que cada artista (ganador) tiene cierto tiempo para poder agradecer el premio, no se pueden pasar de eso y los chistes y dialogos que parecen ser "Improvisados" Claro que no lo son, este tipo de eventos no pueden tener errores por lo tanto no pueden arriesgarse a una mala impro. No obstante, el momento que se creo en ese momento si fue inesperado! y eso (creo yo) que es lo que mas vale