¿QUÉ HIZO FRANCISCO LUEGO DE SER ELEGIDO PAPA? Y OTRAS CURIOSIDADES




Luego de ser elegido como Papa muchos medios de comunicación quisieron conocer sobre las primeras acciones que hizo el cardenal Jorge Mario Bergoglio, ya como Sumo Pontífice.

Estas son algunas de estas historias:

LLAMÓ A BENEDICTO XVI

Se dice que ni bien fue elegido en el cónclave, el Papa Francisco llamó inmediatamente a su antecesor y ahora Papa emérito, Benedicto XVI. No se sabe muy bien sobre el tema de la conversación.

Asimismo se dice que el nuevo Papa adelantó a los cardenales que hoy viernes 14 visitaría a Benedicto XVI a Castel Gandolfo.


LLEGÓ EN BUS

Otro detalle sobre los gestos del primer Papa jesuita, y que de alguna forma muestran su humildad y sencillez, es que cuando, luego del cónclave y la presentación al pueblo católico del Pontífice, los cardenales tenían que volver al hospedaje de Santa Marta en buses.

Cuando muchos llegaron a esta residencia, esperaron la llegada de la limusina en la que supuestamente llegaría Jorge Bergoglio. Sin embargo, la limusina nunca llegó. La espera terminó cuando llegó el último bus a la residencia, y vieron que el último en bajar fue nada menos que el Papa Francisco.

"QUE DIOS LES PERDONE"

Ya durante la cena, los cardenales brindaron por el nuevo Papa, a lo que Bergoglio, en respuesta brindó por los cardenales diciéndoles: "Que Dios los perdone".


SÓLO FRANCISCO

Otro detalle curioso es en el nombre adoptado por Jorge Bergoglio como Papa: Francisco. Lo llamativo es que muchos medios de prensa (nos incluimos) lo llamaron Francisco I, esto por ser el primer Papa en que usaba ese nombre. Sin embargo, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, tuvo que aclarar que el Papa sólo debe ser llamado Francisco, a secas, sin el "Primero". Sólo se le debe llamar "Primero" en caso fallezca o renuncie y haya otro Papa que quiera llamarse Francisco. Es decir, para haber un Francisco I, tiene que haber un Francisco II.



EL "CUERVO" DEL VATICANO

Por último, desde que salió a la luz pública el escándalo de los Vatileaks, muchos medios de comunicación se preguntaban sobre los "cuervos" que existían dentro del Vaticano. Los "cuervos" era el apodo que los periodistas italianos usaban para referirse a los "filtradores" de documentos dentro de la Santa Sede. Al final, se supo que el único "cuervo" dentro del Vaticano fue el ex mayordomo de Benedicto XVI, Paolo Gabriele. Pero al parecer, había un cuervo más del que nadie se había percatado y este sería nada menos que el propio Pontífice.

Y es que Francisco es, además de un buen jesuita, un gran hincha de fútbol, específicamente, del equipo argentino de San Lorenzo, que curiosamente, son conocidos popularmente como los "cuervos".

1 comentario:

Jonathan De La Rosa dijo...

El articulo es realmente ineteresante, me llamo mas la atencion que el papa se un hincha