CARDENAL ESTADOUNIDENSE QUE DEFENDIÓ A SACERDOTES PEDERASTAS INSISTE EN IR AL PRÓXIMO CÓNCLAVE




La polémica relacionada con el cónclave que se realizará a mediados de marzo para elegir al próximo Papa, ha comenzado. Y es que el cardenal estadounidense, Roger Mahony, acusado de haber encubierto 129 casos de abusos sexuales contra menores cometidos por algunos sacerdotes cuando estaba al frente de la diócesis de Los Ángeles confirmó su participación en el próximo cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI.

Mahony es uno de los 117 cardenales que tendrá la tarea de elegir al nuevo Papa de la Iglesia Católica, algo que por supuesto, ha despertado la ira de las víctimas de los casos de pederastia.

Por si fuera poco, antes de viajar a Roma, tendrá que declarar durante cuatro horas ante un tribunal para responder precisamente sobre su participación en el encubrimiento de estos delitos. 

"Estoy deseando viajar pronto a Roma para dar las gracias al Papa Bendicto XVI por su extraordinario servicio a la Iglesia y para participar en el cónclave que elegirá su sucesor", ha dicho Mahony en su blog personal.

Cabe resaltar que el cardenal ha sido cesado recientemente de todas sus obligaciones públicas y episcopales por su sucesor como arzobispo de Los Ángeles, José Gómez. En el 2007, cuando dirigía la diócesis de Los Ángeles aprobó el pago de 660 millones de dólares a las 508 víctimas de 120 sacerdotes pederastas.

"Ningún miembro de la jerarquía católica ha luchado durante tanto tiempo y tan enérgicamente como el cardenal Mahony para ocultar décadas de abusos e intimidaciones sobre niños cometidas por sacerdotes", ha dicho el diario New York Times el mes pasado sobre él. "Tiene suerte de no estar en prisión", ha dicho por su parte el Washington Post.

Ante estas críticas y polémicas, Mahony ha respondido lo siguiente: "Dios me ha ayudado a entender: no estoy aquí para servirlo con humildad, he sido llamado a algo más profundo: a ser humillado y rechazado por muchos. No estaba preparado para ese desafío, pero después del miércoles de Cenizas he entendido el significado de la llamada de Jesús", y agregó: "Honestamente, no puedo decir que haya alcanzando el punto en el que puedo rezar por nuevas humillaciones. Estoy en el estado en el que doy gracias por soportar las humillaciones que sufro en este momento".

¿Es correcto que un cardenal, tan comprometido con  uno de los mayores escándalos y pecados de la Iglesia Católica, sea uno de los que elija al nuevo Pontífice? ¿Usted qué opina?

No hay comentarios: