LIBROS DEL MISTERIO: EXORCISMO EN LONDRES


Por Sergio Tenguán

Hola a todos nuestros amigos del misterio, como ya les había anticipado desde hace un par de semanas, hoy comenzaremos a compartir un nuevo libro sobre magia, es cierto que se trata del mismo tema que tratamos anteriormente, sin embargo, este libro está escrito desde una perspectiva totalmente diferente.

Exorcismo y Magia, un libro del año 1975, en versión traducida al español. Originalmente escrito para un documental de televisión (1972) por los señores Sergio Giordani y Luigi Locatelli.

Este libro trae consigo, una serie de increíbles experiencias vividas por los autores, mientras recorrían el mundo investigando como se desarrollan la magia y los fenómenos paranormales.

En su recorrido, podemos encontrar países como Inglaterra, Francia, Estados Unidos y Brasil, en cado uno de estos países, podemos ver que hay diferentes tipos de organizaciones que practican la magia, sea oculta o abiertamente, también llevaron a cabo investigaciones, sobre casos particulares de exorcismo y de fenómenos paranormales tales como los polstergeist, la reencarnación y la glosolalia.  

En el transcurso de estas semanas compartiré con Uds. algunos de los temas tratados por los autores, los que me gustaron más o los que me parecieron más interesantes.

Cita con el Diablo

Ritual Romano de Exorcismo
En un barrio elegante de Londres vivió el pastor anglicano Christopher Neil-Smith (1920-1995), era casado y tuvo dos hijos. El pastor, es conocido por haber realizado más de tres mil exorcismos en Inglaterra. Asimismo, ha participado de muchas entrevistas en programas de radio y televisión y también ha escrito libros relatando sus experiencias.

En la biblioteca de su casa, tenía preciosos manuscritos ilustrados que mostraban diferentes imágenes del diablo en miles de poses y bajo innumerables disfraces.

Frente a lo que fue su casa, se encuentra su centro de labores, la iglesia anglicana de St. Saviour. Es precisamente en esta iglesia donde los autores alcanzaron a ser testigos de una sesión de exorcismo por parte del reverendo Neil-smith.

Los autores, visitaron al reverendo en varias ocasiones y tuvieron varias charlas con él para que les explicara el tema de los demonios y los rituales necesarios para realizar un exorcismo. De esas conversaciones que tuvieron, hay algunas cosas que valdría la pena comentar, por ejemplo, lo primero que el pastor les comenta a los autores italianos, es la experiencia que hay que tener para poder diferenciar entre un endemoniado y un enfermo y que en muchos se trata de histéricos y neuróticos.

Luego, a la contra pregunta ¿cómo se hace para diferenciarlos?, el reverendo responde que los exorcistas siguen basando su trabajo en una serie de normas a usarse con los poseídos, redactadas en la primera mitad del siglo XVII por el Papa Paulo V. Dentro de estas normas, el Papa aconsejaba a los exorcistas, no entablar conversaciones con el diablo, sino por el contrario, imponerle silencio al espíritu inmundo y atenerse solamente a las respuestas necesarias.

El diálogo que se entabla con el demonio, es violento y lleno de insultos por parte de los dos lados. Hay una larga lista de insultos rituales a disposición del religioso.

El pastor también les comenta que para realizar los exorcismos se necesita mucha fuerza física, mental y nerviosa y que en algunas ocasiones le ha tocado a él, ser el derrotado. Incluso hubo ocasiones en las que al expulsar al maligno, éste pudo entrar en él.

Nos dicen los autores que esto se debe a que, al existir muchos demonios (el Papa Paulo VI dijo: Creer que el diablo es una entidad abstracta solamente, o filosófica o moral es erróneo. Es peligroso. De este modo, se puede ser víctima de él más fácilmente), hay veces en que los exorcistas no se preparan adecuadamente para enfrentar a tal o cual demonio y terminan perdiendo la lucha.

EL reverendo dice que en su gran mayoría son mujeres las que se vuelven adoradoras del diablo y maneja la teoría de que esto comienza por la exclusión de las mujeres en la liturgia  cristiana. Según Neil-smith las ansias sacerdotales que tienen las mujeres son saciadas en los ritos demoniacos.

Ante la pregunta de los autores sobre ¿qué opinaba con respecto a cuáles eran las diferencias entre una hechicera de magia blanca o de magia negra? El reverendo responde que casi nunca se exorciza a una hechicera de magia negra puesto que ellas viven con el diablo y no quieren liberarse de él. En esos casos se vuelve una doble lucha, con el maligno y con la hechicera.

En cambio, una hechicera de magia blanca, muchas veces es poseída por el demonio debido a sus debilidades, tales como que no están conscientes del riesgo que implican las relaciones con fuerzas oscuras, sobrenaturales.

Precisamente un caso como este último fue el que pudieron presenciar los autores del libro-documental.

El caso de la señora Gatfield

La señora Gatfield, acude al reverendo por segunda vez para ser exorcizada, es ama de casa, matrimonio tranquilo, dos hijas casadas y desde hace unos años se siente atraída por las prácticas de la magia.

A la hora pactada la señora ya está entre las últimas filas de la iglesia y al ver ingresar al reverendo ella se para y se acerca al altar para dar inicio al ritual de exorcismo.

Luego de hacer las invocaciones de rigor como por ejemplo: Que se alejen todos los espíritus del mal, gracias al Dios verdadero, al Dios santo. En el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo. Que estos no perturben el alma de vuestro siervo, sino que la dejen vivir en paz”, el reverendo coloca las manos sobre la cabeza y empieza la batalla con la poseída. Se da con insultos por parte de los dos, movimientos bruscos por parte de la poseída intentando liberarse de las fuertes manos del reverendo. Y al final la mujer se va calmando poco a poco, muy lentamente, hasta que la tranquilidad vuelve a su rostro y la sesión termina.

Puede que ya todo haya terminado y puede que no, tal vez el demonio vuelva a apoderarse de ella en un futuro y por tercera vez necesite un ritual de exorcismo. Por el otro lado, el reverendo muestra un rostro de cansancio físico y mental, tal y como lo había explicado antes.

Los autores, testigos presenciales del ritual de exorcismo dan fe de lo que vieron y sintieron, y lo imprimieron en este libro para que tú y yo amigo lector, nos enteremos un poco de cómo se llevan a cabo estos rituales misteriosos, que supuestamente sirven para expulsar demonios de nuestras vidas, demonios en los que quizás muchos de nosotros, no creemos. Pero habría que prestar un poquito de atención a los consejos de los Santos Padres, porque al fin y al cabo, más vale prevenir que lamentar...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre me he preguntado,si realmente los que nos creemos "sanos" no tenemos mas de un demonio a nuestro haber,me explico cuando alguien miente es un demonio o ¿no?,el que roba,muchos diràn es un enfermo porque sufre de cleptomanìa,pues para mi es un demonio mas,ya que el diablo usa diferentes disfraces para ocultarse en lo mas profundo del individuo,los que se revelaron contra la verdad fueron los demonios junto a su lìder el diablo,nuestro padres terrenales fueron engañados y por ende pecamos a diario de una u otra forma,algunos exorcistas realmente tiene la fuerza de expulsar demonios,pero yo dirìa que cada uno tiene el poder de eliminar cualquier demonio que habite o intente destruir tu espìritu.

J.age.

Anónimo dijo...

hola, siempre miro tu blogger quisiera saber donde puedo encontrar el libro completo o si me dejara un link para leerlo gracias