LAS PROFECÍAS DEL FIN DEL MUNDO QUE NO SE CUMPLIERON

Dado que en los últimos meses estamos presenciando una avalancha de anuncios proféticos relacionado con el Fin del Mundo o el Fin de los Tiempos, vale la pena recordar, aunque sea de manera breve y general, algunas de las profecías que durante siglos se han anunciado y que, por suerte, se equivocaron. También hacemos una lista de las profecías que aún quedan por “cumplirse”.

San Hipólito - Año 496
Hipólito, considerado como el primer Antipapa de la Iglesia Católica (año 217 - 235) compuso en el año 234 una “Crónica” sobre la historia del mundo, que abarcaba desde la creación del mundo hasta la fecha en que escribió el relato. Hipólito consideró, basándose en textos antiguos y de la época (como Las Crónicas de Julio Africano publicado en el año 221), así como en la Biblia, que el mundo debía durar 6 mil años. Señaló que el año en que escribió su obra había transcurrido 5,738 años, así que faltaba 262 años para el Fin de los Tiempos, dando la fecha de este acontecimiento en el año para el año 496 (algunos sostienen que la fecha que señaló es el año 500). Según los especialistas, Hipólito escribió este texto para calmar a los cristianos de su tiempo, por el temor que sentían de la proximidad del Fin del Mundo, esto por las persecuciones por las que eran objeto.

El número de la bestia - Año 666
Por obvias razones, el año 666 fue tomado como la fecha del Fin del Mundo. Esto basado en el pasaje bíblico del Apocalipsis escrito por San Juan, en la que refiere que que el 666 es el número de la Bestia. En el versículo de Apocalipsis 13:18 dice: “Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.”

Los Milenaristas - Año 1000
Los Milenaristas fue un grupo creado a partir del libro del Apocalipsis de la Biblia. Su doctrina se basó en el regreso de Cristo a la Tierra para dirigir su reino por mil años antes de la última guerra contra las fuerzas del demonio. Ese año coincidió como una epidemia rara llamada El mal de los ardiente o la Danza de los ardientes, esto último porque la epidemia quemaba las manos y piernas de las personas, también el temor se incrementó con extrañas lluvias de ranas y peces, guerras, hambrunas, entre otros.

Papa Inocencio III - Año 1284
En 1284, el Papa Inocencio III, indicó ese año como la fecha del Fin del Mundo, debido a que en ese tiempo se cumplía 666 años de la creación del Islam.

La Peste Negra en Europa - Entre los años 1347 al 1400
Durante los años 1300 y 1400 comenzó en Europa lo que se conocería mundialmente como la Peste Negra. Millones de europeos (se estima que unos 20 millones) murieron en campos y ciudades debido a la epidemia. El espanto y la falta de conocimiento para detener estas enfermedades y las muertes de los ciudadanos europeos, llevó a muchos a pensar en que estaban viviendo los momentos del Fin de los Tiempos.

Johannes Stoeffer - Año 1524
En 1499 el astrólogo alemán, Johannes Stoeffer, publicó el libro Ephemerides en el que anunció que el 20 de febrero de 1524 sería el Fin del Mundo, ya que esa fecha ocurría la conjunción de dos planetas con el signo piscis, con lo que se produciría un nuevo diluvio en el planeta. Ciertamente, un día antes, el 19 de febrero de aquel año, coincidió con una gran tormenta con una lluvia torrencial que provocó varias inundaciones y muertes. Sin embargo, no de la amplitud que él estimaba.

Londres - Año 1666
Evidentemente la idea de que el año 1666, estaba relacionado con la fecha del Fin de los Tiempos, tiene que ver con las tres últimas cifras del año, es decir, el 666, que recuerda, como se vivió hace mil años atrás, un pánico por lo que esta fecha significaba. Sin embargo, hubo en Londres e Inglaterra, motivos para creer que esto podría ser cierto. Pues esta fecha estuvo marcada con una tragedia que pasaría a la historia, como el Gran Incendio de Londres que ocurrió entre el 2 y 3 de septiembre y que dejó sin hogar a unas 80 mil personas. También estuvo la Peste Bubónica, que se inició un año antes y que mató entre 70 mil y 100 mil personas en Inglaterra. Un año sin lugar a dudas terrible para Londres e Inglaterra.

William Whiston - 13 de octubre de 1763
El teólogo inglés, William Whiston, anunció, tal como ocurrió con el astrólogo Johannes Stoeffer, que el 13 de octubre de 1763 ocurriría un nuevo gran diluvio universal. Esto por supuesto, no ocurrió aunque causó pánico en Europa.

Cometa Halley – Año 1910
Como ocurre hoy, los pasos de cometas y meteoritos también son símbolos del Fin de los Tiempos. En 1910 se produjo el paso del Cometa Halley, algo que fue visto como un signo apocalíptico por lo que hubo cientos de suicidios en muchos países. Se dice que se registraron cerca de 400 suicidios en todo el mundo. El paso del Cometa Halley se produce cada 76 años, la última vez que pasó por la Tierra fue en 1986, así que su próximo paso será en el 2062.

Testigos de Jehová - Año 1914
En 1914 con el inicio de la Primera Guerra Mundial, los Testigos de Jehová, pronosticaron que ese año sería el fin de los tiempos.

Segunda Guerra Mundial – Años de 1934 a 1945
El inicio de la Segunda Guerra Mundial en 1934, con el inicio del Nazismo y el exterminio de los judíos, así como el fin de la II Guerra Mundial, con la explosión de la bomba atómica en 1945, también produjo en muchos ciudadanos del mundo un signo inequívoco del fin de los tiempos.

Jim Jones – Año 1978
En 1978, ocurrió el suicidio masivo de 913 víctimas (270 eran niños y niñas). El hecho ocurrió en la Guyana, y el responsable de estas muertes fue el reverendo estadounidense James "Jim" Jones, que encabezaba la secta "Templo del Pueblo" y que supuestamente, tenía como misión preparar a sus miembros para el Fin de los Tiempos, un hecho que según él, estaba muy próximo. Se dice que los bebés, niños y ancianos fueron asesinados a través de cianuro mezclado con limonada mientras que el resto de los miembros, incluido, James, se suicidaron.

Orden del Templo del Sol – Año 1994
El 5 de octubre de 1994, se conoció la muerte de 53 miembros de la secta Orden del Templo Solar (fundada en Ginebra, Suiza, en 1984 por Joseph Di Mambro y Luc Jouret). 48 de estas muertes se produjeron en Suiza y 5 en Canadá.
Los cadáveres presentaban orificios de balas y huellas de inyecciones, se habla de un suicidio colectivo aunque algunos de los miembros señalaron que pudieron ser asesinados. Los líderes de la secta, Di Mambro y Jouret, fueron encontrados muertos en uno de los suicidios colectivos. Solamente un miembro de ellos fue llevado a la cárcel, el ideólogo de la secta, Michel Tabachnik.
El propósito de la secta era también, preparar a sus miembros para el Fin de los Tiempos y la destrucción de la Tierra.

Eclipse, Nostradamus, Paco Rabanne - Año 1999
En 1999 muchos esperaron también el Fin del Mundo. Hubo muchos factores para ello, como por ejemplo el eclipse de sol total ocurrido el 11 de agosto de ese año y profecías de Nostradamus como éstas:

Cuarteta 72 de la décima Centuria: "El año mil novecientos noventa y nueve siete meses / Del cielo vendrá el gran Rey de terror / Resucitar el gran Rey de Angolmois / Antes después de Marte reinar por buena hora".

Cuarteta 34 de la tercera Centuria: "Cuando la falta de Sol sea / En pleno día el monstruo será visto / De otra manera se le interpretará / Carestía no importa, nadie lo habrá previsto".

Un elemento añadido es la aparición del famoso modisto, Paco Rabanne, en esta historia. Quien en un libro, interpretó las profecías de Nostradamus, y señaló que ese mismo día del eclipse solar, la estación espacial rusa Mir, caería sobre París, destruyendo gran parte de la ciudad. Por supuesto, esto nunca ocurrió.
Y2K – Año 2000
Tal como ocurrió en el año mil, el nuevo milenio también tuvo su anuncio de Fin del Mundo, pero esta vez el anuncio fue basado en la tecnología. Comenzó entonces el famoso Y2K, conocido también como “error del milenio”, en la que se señalaba que las computadoras de todo el mundo, y todo aquello que sea manejado por computadores desde cajeros bancarios, electrodomésticos, aviones comerciales y satélites espaciales, dejarían de funcionar para siempre debido a que las máquinas no estaban programadas para dar el salto de 1999 al 2000, sino que esta cuenta regresaría al 1900.
Nuevamente 06/06/06 - Año 2006
Otra vez, y tal como ocurrió en los años 666 y 1666, volvió a salir una profecía relacionada con el 6 del 6 del 2006. Tal como ocurrió en las fechas mencionadas, su valor apocalíptico está en la coincidencia de los números con el número de la bestia mencionado en el libro Apocalipsis de la Biblia.

La clave 11/11/2011 - Año 2011
Por suerte esta fecha causó más curiosidad que destrucción. Tal y como han ocurrido con todas las fechas repasadas hasta el momento, se anunció una nueva fecha del Fin del Mundo, el 11 de noviembre del 2011. Por supuesto, nada ocurrió. La fecha tenía mucho que ver con las probabilidades numéricas y creencias numerológicas relacionadas con el número 11, sobre todo con eventos terribles ocurridos en los últimos años. El 11 de septiembre del 2001 ocurrió el atentado contra las Torres Gemelas de Estados Unidos, el 11 de marzo del 2004, el atentado en la estación de tren en España. Todos estos atentados producidos por terroristas. Pero también la naturaleza se ensañó con el hombre los días once. El 11 de marzo del 2010, ocurrió el terremoto de 7,5 grados en Chile; el 11 de marzo del 2011, ocurrió el terremoto de 9 grados en Japón y el 11 de mayo, el terremoto en Lorca, España. Pero como hemos mencionado al principio. No hubo ningún Fin de los Tiempos.

LAS PROFECÍAS QUE FALTAN POR CUMPLIR

Profecía Maya – Año 2012
Según los textos Maya, el 21 de diciembre del 2012, ocurrirá un cambio en el mundo, un cambio que muchos interpretan como el fin de los tiempos, por lo menos, del tiempo conocido para ingresar a un cambio de conciencia de la humanidad. Pese a esto, muchos le siguen dando a esta fecha un aire catastrófico y apocalíptico. Se habla de desastres naturales de gran magnitud, tormentas solares, guerras, hambre, enfermedades, desastre económico, entre otras desgracias para la humanidad.

Isaac Newton – Año 2060
El científico inglés, Isaac Newton, también predijo la fecha del Fin de los Tiempos. En un estudio realizado en 1970, sobre libros religiosos tanto católicos como de otras religiones, el padre de la teoría de la gravedad, señaló que la fecha del fin del mundo sería el 2060. Para conocer más detalles de esta profecía, puedes ingresar al siguiente link, en un artículo que publicamos en su momento.

Raffaele Bendandi – Año 2521
Raffaele Bendandi, sismólogo, nacido en Faenza, Italia (1893-1979) fue creador la llamada “Teoría sismogénica” con la que aseguraba se podía pronosticar los terremotos. De hecho, predijo varios terremotos como el ocurrido en Marsica en Italia, el 13 de enero de 1915 de 7,48 grados y en el que murieron 30 mil personas, el ocurrido en Friulli en 1976, que fue de 6,5 grados de 6,5 grados, y el del 11 de marzo del 2011 en Japón. Recientemente señaló que el 11 de mayo del 2011, habría un terremoto en Roma, Italia, ese día ocurrió un terremoto, pero no en Roma sino en Lorca, España. Raffaele Bendandi señaló como fecha del Fin del Mundo el 2521.

Este ha sido nuestro aporte al tema de las profecías, con esto no queremos descartarlas o decir que todas las profecías que salen o se anuncian, son o serán falsas, pero sí creemos que esto puede ayudarnos a tener una visión más crítica sobre la forma de actuar del hombre y sus creencias, y sobre todo, que es lo lamentable, las posibles consecuencias nefastas (hechas por su propia mano) que puede ocasionar este tipo de miedos o temores. Al final, creo que podemos quedarnos con la cita bíblica que nos dice que “en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe ni los mismos ángeles del cielo, ni siquiera el Hijo de Dios. Solamente el Padre lo sabe”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me llama curiosamente que entre las redes está circulando un tema muy controversial relacionado con la famosa visión que tuvo el emperador Constantino y se trata del XP. Si quieren echele un vistazo a esta novela y se daran cuenta por ustedes mismos de lo que le estoy hablando.
Gracias por permitirnos comentar.
Carlos Maestre.