CURSO DE MITOLOGÍA: CUPIDO



Es el Dios del deleite tan seductor y engañador como él. Rodeado siempre de risas, de juegos, de placeres y de atractivos se ocupa continuamente en ablandar y corromper los corazones. Sichea le amó sin conocerle y fue desgraciada.

Se le representa en la figura de un niño desnudo, vendados los ojos, con alas, con un arco y con una aljaba en el hombro llena de flechas ardientes.

No hay comentarios: