EL YETI O EL ABOMINABLE HOMBRE DE LAS NIEVES




Muchos suelen confundir al Yeti u Hombre de las nieves con el mítico Pie Grande norteamericano, sin embargo, los criptozólogos hacen hincapié en este error señalando que el Yeti y Bigfoot, no serían una misma criatura ubicada en lugares distintos, sino, estarían emparentados de una forma u otra.

El primo de Bigfoot

No se sabe a ciencia cierta cómo se dio este parentesco, sin embargo muchos hablan de una misma especie que quizá por las diferencias climáticas en uno y otro lado, desarrollaron características completamente distintas fácilmente reconocibles y diferenciadas.

Los orígenes del Yeti

El Yeti tiene su orígen en las gélidas cumbres de la cordillera del Himalaya. Muchos testimonios aseguran haber visto a esta criatura y otros incluso haber encontrado alguno de sus restos. Por ejemplo, hasta hace poco, en algunos monasterios de Nepal, se conservaban restos supuestamente de un Yeti, sin embargo, diversas pruebas realizadas con posterioridad determinaron que aquellos restos pertenecían a diversos animales de la zona, como cabras y otros mamíferos herbívoros.

Así mismo, se han hallado restos del pelaje de un supuesto Yeti, no obstante, tal como sucedió con los huesos se han determinado que éstos también pertenecerían a animales de la zona.

Cómo es el Yeti

Debido a las carencias de pruebas fácticas sobre la criatura, son las versiones orales las que han dado vuelo a esta leyenda. Estos mismos testimonios nos hablan de una criatura huidiza de más de dos metros de altura, cubierto completamente de pelo (generalmente blanco) y que tiene la capacidad de silbar.

Por lo pronto, la presencia del Yeti aún se halla en el velo de la leyendo y el mito popular, y se ha desestimado cualquier tipo de presencia de un animal de tales características por aquellos parajes.

No hay comentarios: