EL APOPHIS Y SU POSIBLE COLISIÓN CONTRA LA TIERRA EN EL 2027-2036


Las recientes maniobras preparativas por parte del ejército de los Estados Unidos para evitar el posible impacto del asteroide “Apophis” sobre nuestro planeta, nos obligan a preguntarnos más sobre este cuerpo estelar y sobre todo conocer la verdadera dimensión de este evento, y las probabilidades de que efectivamente, logre impactar con nuestro planeta.

Conociendo al Apophis

En principio cabe destacar que a diferencia de otros tantos asteroides que circulan en nuestro Sistema Solar, el Apophis es el único que ha sido considerado como el primer asteroide con probabilidades de colisión con la Tierra por ello su nombre recuerda al dios egipcio Apep, que significa “el destructor” y que según la mitología de esta cultura milenaria, habita la oscuridad eterna del Duat (inframundo) y que tiene la misión de acabar con el dios Sol, o Ra.

Según los datos de los científicos y astrónomos, esta posible colisión del asteroide podría producirse entre el 2029 ó 2036 y su fuerza, de ocurrir un choque frontal con la Tierra, sería el equivalente a unas 40 mil bombas atómicas.

Probabilidades del impacto

Pero cabe preguntarse cuál es la verdadera probabilidad que un cuerpo como este impacto en nuestro planeta. Según los cálculos realizados en su descubrimiento, el Apophis logró llegar a la categoría 4 en la escala de Turín y 1,10 en la escala de Palermo, que según los entendidos, son los valores más altos que ningún asteroide haya conseguido jamás. En términos generales, las probabilidades de un hecho eran de 1 entre 37.

Tiempo después, los cálculos de la órbita de este cuerpo pudo ser afinado y se llegó a una probabilidad de una entre 45 mil, sin embargo, su peligrosidad así como su categorización dentro de las escalas dadas continúa invariable.

Consecuencias del impacto

Basta con decir que un probable impacto del Apophis contra la Tierra tendrá una potencia de 40 mil bombas atómicas, para darnos cuenta de la magnitud del hecho. Es decir, un verdadero Apocalipsis.

De impactar contra el océano (que es a lo que más se apuesta) uno de los efectos más terribles sería inicialmente la de una inmenso tsunami, que según científicos sería infinitamente más grande que el que arrasó con Indonesia en diciembre del 2004, debido a que el solo asteroide provocaría un agujero en la superficie marítima de varios kilómetros de extensión.

En el siguiente video están las otras consecuencias de este nefasto impacto. El video fue realizado por la Discovery Channel y es una simulación ante la posibilidad de un impacto de un asteroide de unos 500 kilómetros de diámetro (el Apophis tiene 390) contra la Tierra.





Los proyectos contra el Apophis

Hasta el momento son muchas las teorías y los planes propuestos para acabar con este asteroide, entre los principales podemos encontrar al proyecto “Don Quijote”, propuesto por al empresa española Deimos Space. Este plan consistiría en el lanzamiento en el 2015 de una sonda que pueda impactar con el cuerpo para lograr su desvío. Sin embargo, debido a cuestiones financieras, que dependen principalmente de la Agencia Espacial Europea (ESA), las aspiraciones de este proyecto han mermado y hoy en día ya no se habla de un impacto directo sino, de una simple maniobra que sirva para conocer más sobre la órbita y las características del referido asteroide. Es decir, se ha cambiado la misión de protección civil, a una de desarrollo tecnológico.

Pese a que la versión de impactar el asteroide, ya sea con misiles e incluso bombas atómicas, sea la más respaldada y estudiada, para muchos científicos, este tipo de planteamientos podría producir un problema igual o quizá mayor, pues cualquier impacto sobre el asteroide podría producir una especie de “lluvia” de cuerpos que causarían igualmente un grave daño sobre la Tierra.

Debido a esto, muchos científicos están buscando planes mucho más creativos que eliminen la peligrosidad del Apophis de manera más segura para la Tierra. Una de las últimas teorías es la del llamado “amarre” o la del “lazo”, propuesto por científicos de la Universidad de North Carolina State, en la que sugieren desviar el referido asteroide, no golpeándolo sino, desviándolos de su trayectoria con una gran “soga”.

Este plan consiste en un sistema de lastre por amarre que busca cambiar de forma efectiva la dirección de los cuerpos espaciales que amenacen con golpear la Tierra. Según los responsables de este proyecto se buscaría atar al asteroide con sogas de unas longitudes desde mil hasta cien mil kilómetros de longitud.

El Apocalipsis provocado por un asteroide

Por último les dejo este extracto del documental Escenas del Apocalipsis realizado por la Discovery Channel sobre el posible impacto de un asteroide en la Tierra y sus posibles consecuencias.




No hay comentarios: