EL FANTASMA DE LA CASA DE VERDI

EL FANTASMA DE LA CASA DE VERDI


A 75 kilómetros de Milán, en las afueras de Busetto, se halla la Villa Sant’ Agata, una magnífica mansión en donde el afamado compositor Guiseppe Verdi pasó sus últimos años.

Allí, según cuenta la historia, la fotógrafa española, Blanca Berlín, realizaba fotografías dentro de la sala del compositor, pues estaba a punto de realizar un reportaje en homenaje al citado músico.

Sin embargo, una vez en España, cuando se encontraba haciendo las ediciones de las fotografías tomadas, la fotógrafa se llevó una gran sorpresa: en una de sus tomas había retratado la figura de un hombre fantasmal al lado del piano en done Verdi solía componer sus históricas melodías.

Pero ¿Quién era ese extraño personaje? Lógicamente, Berlín pensó en un primer momento que se trataba del propio Verdi, pero el rostro de la imagen no se le parecía, así que tiempo después, tanto ella como un colega periodista de nombre José Ibarrola, acudieron donde una vidente, para que pudiera de alguna manera contactarse con el espíritu y saber de una vez, su identidad.

El hombre del piano

La vidente, Paloma Navarrete, acudió rápidamente a la ayuda de los periodistas, y una vez comprobado que no había sido ningún trucaje ni una sobreexposición en el rollo, la vidente realizó una sesión para averiguar la identidad de la misteriosa alma.

Según Nevarrete, la extraña imagen pertenecería a Antonio Barezzi, suegro de Giuseppe Verdi, aunque para muchos verdianos, la silueta no sería la del suegro sino la de Ferdinando Provesi, el primer maestro del músico o de Napoleone Soriana, un tenor que mantuvo una cierta enemistad con el compositor.

Hasta el momento la familia de Verdi se ha negado a continuar con las investigaciones dentro de la casa, dejando así el misterio del hombre del piano vagando aún por los rincones de Villa Sant’ Agata.

No hay comentarios: