Ya puedes adquirir mi novela de fantasía La rebelión de los quemados en Amazon. Clica la imagen.

Ya puedes adquirir mi novela de fantasía La rebelión de los quemados en Amazon. Clica la imagen.
OFERTA: Formato digital a sólo 0,99 dólares. Formato impreso a sólo 6,99 dólares.

REFLEXIONES FINALES LUEGO DE LA CUARENTENA: ENTRE LA GENERACIÓN DE LA GUERRA CON CHILE Y LA DEL CORONAVIRUS

Reflexiones finales luego de la cuarentena: entre la generación de la Guerra con Chile y la del Coronavirus.


Por Percy Taira

Cuando comenzó la cuarentena, decidí leer un libro sobre la Guerra con Chile para ver el asunto con una perspectiva histórica y no caer en la tentación de terminar odiando a mis compatriotas. Elegí el libro 1879 del periodista Guillermo Thorndike. 

Me quedo con varias imágenes, por ejemplo, cuando Chile nos declaró la guerra, decenas de limeños salieron a las calles y fueron a los cuarteles y municipios para pedir armas y enrolarse al ejército mientras que otros  fueron al puerto del Callao para ser marineros voluntarios; me quedo con Alfonso Ugarte, que a pesar de ser un hombre adinerado, no huyó a Europa y se enlistó en el ejército y con su propio dinero compró armas, comida, ropa y le pagó el sueldo de meses a varios batallones para luego morir como héroe; me quedo con la valentía y el humanismo de Grau que sabiéndose en inferioridad de armas y naves, zarpó a la mar; con el ministro de Hacienda, Químper, que asumió el cargo cuando nadie quería asumir la responsabilidad de administrar un país quebrado, sin dinero, con un Congreso opositor y en plena guerra; me quedo con esos soldados que fueron a la guerra en pleno invierno del sur sin abrigo, sin armas, sin balas ni alimento; me quedo con ese pueblo y esa generación que en quince años sufrió una batalla con España el 2 de Mayo de 1866; uno de los peores terremotos de nuestra historia diez años después; una epidemia de fiebre amarilla; luego la Guerra con Chile, la derrota, la invasión, la humillación, y la pérdida del territorio.

Me quedo con esos peruanos, con los peruanos valientes de aquella época que asumieron la escasez de agua, alimento, de medicinas, de todo, no de aquellos que se quejan porque no pueden hacer jogging en el parque, comer pollo a la brasa o pedir delivery. Quiero creer que en algún lugar todavía tenemos ese algo de coraje. Por lo pronto, lo que ha demostrado gran parte de esta generación a la que pertenezco, fue en su mayoría, decepcionante y vergonzoso. Poco o nada de qué sentirse orgulloso. Ojalá que en la post pandemia, que va a ser quizá más dura y triste, ojalá mostremos más carácter, mayor conciencia colectiva y humana, más solidaridad, empatía y valentía.

Por cierto, hay quienes creen que no se debe comparar generaciones porque cada cual vive su tiempo y sus problemas. Yo no lo creo, desde siempre las hazañas y logros de las generaciones pasadas han servido de inspiración a las actuales para superarse y alcanzar mejores logros para sentirse orgullosos de su tiempo. Con eso no sólo un conoce y siente orgullo de su pasado si no que genera una sociedad en constante crecimiento y fiel a la parte positiva de su historia.

No hay comentarios:

Ya puedes adquirir mi novela de fantasía La dama roja en Amazon. Da clic en la imagen.

Ya puedes adquirir mi novela de fantasía La dama roja en Amazon. Da clic en la imagen.
OFERTA: Formato digital a sólo 0,99 dólares. Formato impreso a sólo 8,99 dólares.