BENEFICIOS DE VIVIR DOS MESES SIN TOMAR ALCOHOL (MI PROPIA EXPERIENCIA)



Hace dos meses decidí dejar de beber alcohol. Lo hice por una mezcla de razones, una de ellas era la salud, otra, para mejorar mi aspecto físico, y la siguiente era porque quería liberarme de ese mal hábito. No es que fuera un alcohólico o algo por el estilo, por lo general, solía tomar en verano dos veces por semana y en invierno, una vez los fines de semana, sin embargo, comencé a sentir la necesidad de liberarme de este mal hábito y sobre todo, quería experimentar qué vida podía ser capaz de tener si dejaba de beber alcohol y qué tipo de hombre podía convertirme si lo hacía.

Las primeras semanas

En principio, vale la pena comentar que no era la primera vez que había intentado de dejar de tomar, todas las veces que lo hice, fallé por una u otra razón, y cuando me asomé a este nuevo intento lo hice con cierto escepticismo, tanto así que no quise comentar a mis amigos o familiares que iba a comenzar a dejar de beber alcohol, y lo hice primero de manera secreta. 

También debo decir que no es el primer mal hábito que dejo. Hace cuatro años decidí dejar el cigarrillo en un momento en que fumaba casi una cajetilla diaria. Me costó muchísimo hacerlo, tenía además un trabajo estresante que me impulsaba a fumar (como una medida relajante), pero al final, lo hice, lo logré. También hace cuatro años dejé de beber café. Esto no es necesariamente un mal hábito, sin embargo, siempre he sido una persona muy ansiosa y nerviosa, y el café solía empeorar esta condición, así que decidí dejar esta bebida. 

En ambos casos, las estrategias, tácticas, motivos y resultados fueron muy distintos y no me sirvieron para dejar el alcohol, pero creo que en el fondo, el haber dejado estos dos hábitos anteriores, me dieron la fuerza o el carácter para enfrentar a este nuevo desafío.

Pero vuelvo a la historia. 

Debido a que no tenía mucha fe en mí por mis constantes fracasos en intentar de dejar de beber alcohol, me propuse una meta que me parecía alcanzable: 60 días. Me bajé una aplicación que permite hacer una cuenta regresiva de los días y comencé con la tarea.

Los beneficios de dejar de beber alcohol

Si uno busca en Internet o ve varios videos de YouTube y busca "Beneficios de dejar de beber alcohol", te vas a encontrar con una serie de beneficios que van desde el dormir mejor o bajar de peso hasta el mejoramiento de tu piel o de tu cabello. Debo confesar que hay muchos de esos beneficios que no he experimentado no sé por qué razón, por ejemplo, no he notado cambios en mi piel o mi cabello, éstos siguen manteniendo el mismo estado de siempre. Pero sí he notado cambios en otros cambios que me gustaría compartir en este post, voy a comentar los más notorios y los que más me han sorprendido. 

Debo aclarar que como dejo constancia en el título de este post, esta es mi propia experiencia, los cuerpos no son iguales unos con otros, y quizá los beneficios que he experimentado no tienen por qué coincidir con los de otros, además, en este caso importa mucho el nivel de alcohol al que el cuerpo estaba acostumbrado o la manera cómo éste asimila el alcohol, en mi caso, como he dicho, solía beber entre una o dos veces por semana. Aclarado esto, prosigo:

1) Dormir mejor

Este fue un cambio significativo. Suelo padecer de insomnio y cuando me pasaba esto, solía beber cerveza para emborracharme y luego dormir, pero claro, esto, en el sentido estricto de la palabra, no es dormir pues el cuerpo no descansa. Lo que ocurre es que el cuerpo está en una especie de estado de coma por el alcohol, es por eso que cuando uno se levanta no siente que ha descansado sino todo lo contrario, se siente pesado y hasta enfermo por la resaca. Cuando uno deja de beber alcohol, lo primero que nota es que si bien, quizá te cueste igual dormir como antes, lo interesante es que duermes mejor. En mi caso, por más que durmiera a las 3 de la madrugada por ejemplo, comencé a despertarme a las 9 de la mañana de manera automática, y lo hacía con una sensación de descanso profundo. Es decir, me sentía muy bien, como si hubiera dormido mis ocho horas reglamentarias. Me despertaba con mucha energía. Literalmente despierto. No aletargado. 

2) La ansiedad

Este es otro punto que me pareció muy importante. Como dije líneas arriba, soy una persona muy ansiosa y nerviosa. Muchas veces, cuando me enfrentaba o salía de una situación que me llenaba de ansiedad o me provocaba preocupación y nervios, solía beber alcohol para "relajarme". Lo terrible es que el alcohol, lejos de calmar tu ansiedad, a la larga te provoca una mayor ansiedad porque tu cerebro comienza a pedirte esa sustancia cada vez que tienes un problema similar. Es igual que el cigarrillo: lo usas porque piensas que calma tu ansiedad, pero luego acostumbras tu cerebro a eso, y éste te pide que fumes y si no lo haces, te llena de ansiedad, generando este círculo vicioso y dependencia del que es muy difícil salir. 

Si bien el grado de ansiedad depende de cada caso, en mi caso, la ansiedad por el alcohol desapareció muy pronto. Imagino que esto se debe a que ya experimenté algo similar con el cigarrillo, y mi cerebro se acostumbró pronto a no depender del alcohol.

3) El tiempo que ganas

Este quizá sea el beneficio más importante que he descubierto y el que más me ha sorprendido: el tiempo que ganas cuando dejas de tomar. Al principio parece algo insignificante, pero todos los hechos que se desencadenan con este beneficio, resulta ser increíble. Cuando dejé de tomar alcohol lo primero que noté fue la cantidad de tiempo libre que tenía. Saqué mi calculadora y me puse a sumar: Cuando uno toma alcohol se pasa por lo menos entre 5 o 6 horas, sentado o parado, tomando alcohol. Esto suponiendo que lo haces una vez por semana, pero si lo haces dos veces, serán 12 horas ocupadas tomando alcohol. Luego está el tema de la resaca, del malestar que uno siente al día siguiente. Esto también depende de cada cuerpo, de cada sistema y resistencia, en mi caso, la resaca, si bien no me venía con síntomas fuertes como dolores de cabeza, sí me anulaba por completo tanto física como mentalmente. Solía pasar todo el día siguiente tirado en la cama, completamente anulado, sin ganas de hacer nada, ni pensar en nada. Esas son 24 horas en la que si bien puedes hacer algunas tareas, las haces casi de manera automática o de mala gana. Eso en el caso de que tomes una vez por semana, pero si tomas dos, tenemos dos días de resaca. Sacando la cuenta, si tenemos dos días alcohol, más dos días de resaca, nos quedan a la semana tres días de actividad lúcida, esto si es que los síntomas de la resaca se eliminan por completo.

Entonces comprendí que tenía cerca de cuatro días que tenía en blanco y este cambio fue importantísimo porque de inmediato me pregunté: ¿cómo lleno esos cuatro días?

Si a esto le sumamos que uno duerme mejor y se siente con mayor energía, la respuesta es que uno tiene deseos de comenzar a hacer cosas, y entonces uno tiene el tiempo suficiente para dedicarlo a realizar aquellas tareas, negocios, hobbies, ejercicios o estudios que siempre ha deseado hacer y que creía que no tenía tiempo para ello. Yo comencé a llenar ese tiempo emprendiendo un par de negocios, mejorar en mis hobbies, separar horas de ejercicios, comencé a estudiar, ¡y aún así tengo tiempo libre! En estos dos meses sin alcohol he hecho muchísimo más de lo que he hecho en el último año, y sólo así me doy cuenta del tiempo que he perdido en tomar alcohol y en los días posterioresde resaca. 

4) Las oportunidades aparecen

Esto es otro punto que no esperaba y me sorprendió. Cuando uno bebe por lo general no contesta llamadas telefónica de números que desconoce o sobre temas relacionados con el trabajo, por lo menos, eso era lo que yo hacía, menos aún, tenía ganas de hacer cualquier cosa relacionada con el trabajo cuando tenía resaca, estaba simplemente out, off, estaba fuera de funcionamiento. Si recordamos las horas en las que me encontraba "ocupado" bebiendo o sufriendo de la resaca, prácticamente dejaba de contestar mi teléfono varias horas al día. Lo que no sabía es la cantidad de oportunidades laborales y de vida que he perdido por mantener este hábito. En los últimos dos meses he recibido varias ofertas de trabajo y esas llamadas las atendía porque no estaba tomando alcohol. Además, como he dicho, como tengo más tiempo libre, esos trabajos encajan perfectamente en mi nueva rutina diaria. Cuando contestaba una llamada por teléfono para solicitarme un trabajo, al colgar, veía el reloj y me daba cuenta del día y sabía que hace tres meses, en ese mismo momento, habría estado bebiendo y habría estado con el celular apagado. Esa llamada hubiera sido una oportunidad perdida hace meses. 

En resumen: cuando dejas el alcohol tienes más energía, tienes más tiempo libre y estas abierto a más oportunidades de trabajo y de otro tipo.

5) Ahorras muchísimo dinero

Una de las cosas que me decían mis amigos que querían que dejara de fumar era que pensara en la cantidad de dinero que ahorraría si dejara ese vicio: "¡Podrías comprarte un Ferrari!", me decían. Bueno, tengo cuatro años sin fumar y no tengo ningún Ferrari, ni siquiera un escarabajo. Creo que el tema del dinero no es determinante per se, pero es interesante que en el caso del alcohol sí es evidente la cantidad de dinero que uno puede ahorrar (si quiere) por dejar de beber alcohol. El primer fin de semana que salí sin beber alcohol me di cuenta de ese gran cambio. Noté la cantidad de dinero que uno ahorra al no consumir alcohol, no sólo por la compra del alcohol en sí (en los locales de diversión te lo suelen vender a un 300% de su precio real) sino en todo lo que rodea el consumo del alcohol, por ejemplo, la comida durante o después de la borrachera, y el taxi. Ahora me siento libre de ir a cualquier lugar, a cualquier reunión, tomar agua u otra bebida sin alcohol, irme a una hora temprana e irme si quiero, en transporte público sin temor a hacer un papelón. 

Si bien no estoy ahorrando ese dinero para comprar un Ferrari o una mansión, sí lo estoy destinando a comprar aquellas cosillas o caprichos que se me ocurren cada mes: ropa, accesorios, electrodomésticos, etcétera. 

6) Las relaciones sociales cambian

Por último y no por ello menos importante, es un tema mucho más emocional. Uno no se da cuenta pero cuando bebe alcohol, tus relaciones sociales pueden verse muy perjudicadas. No sólo por las tonterías que uno puede hacer o decir, lo que en mi caso no ocurría pues soy más bien un bebedor tranquilo que no hace locuras cuando está borracho, pero cuando estaba con resaca por ejemplo, solía tener un humor pésimo y solía aislarme, además, uno de los efectos del alcohol es que produce depresión o vergüenza, sea como fuere, todo eso influye en nuestras relaciones sociales. Cuando dejas de beber alcohol, eres tú mismo. Recuperas tu forma de ser y te das a conocer tal y como eres, sin disfraces, sin poses, sin cambios de personalidad producto del alcohol. Esto hace que tengas el control de tus relaciones y que no "metas la pata" constantemente diciendo o haciendo cosas que no quieres. 

Además, con el tiempo libre que tenemos, uno puede usarlo para fortalecer o mejorar las relaciones sociales que ya tenemos, y así nos damos tiempo para almorzar o para ir al cine con esos amigos a quienes siempre hemos rechazado por "no tener tiempo". Esto también incluye por supuesto a la familia. El no beber alcohol hace que tu propia familia te vea como una persona totalmente distinta. 



Estos son los beneficios más importantes que he experimentado al tener dos meses sin dejar de tomar. Como he dicho, esta es mi propia experiencia, y cada cuál debe descubrir la suya porque cada cuál tiene una experiencia de vida distinta y muy particular. De mi parte, quiero decir que estos dos meses han sido sumamente beneficiosos y mágicos. Mi vida ha cambiado y ha mejorado muchísimo y los efectos han sido increíbles, algo que no sucedió por ejemplo, cuando dejé el cigarrillo, cuyos cambios suelen estar más bien en el tema de salud interna. Al dejar de beber alcohol mi vida ha cambiado de manera radical en sólo dos meses, por ello, y a pesar de que he cumplido con mi objetivo y alcanzado mi meta de manera triunfante, he decidido continuar con este reto e ir por dos meses más. Espero experimentar más cambios positivos en mi vida, si lo hago, lo contaré en otro post. 


No hay comentarios:

ENCUESTA: ¿Cuál es tu tema de misterio favorito? Ovnis o fantasmas. Participa de nuestra encuesta.