MI EXPERIENCIA CON LA MEDITACIÓN SA TA NA MA (KIRTAN KRIYA) – 10 DÍAS, PARTE I



Desde hace algunos años he incluido en mi vida la práctica de la meditación, ya sea por salud mental y física, así como para mi crecimiento espiritual. En ese camino, he experimentado con diversas técnicas de meditación desde la más sencilla que es la de simplemente ser conscientes de nuestra respiración hasta aquellas meditaciones guiadas. Por ello, he decidido compartir con ustedes, a medida de experiencia sumamente personal, mi experiencia con esta forma de meditación que según muchas páginas web dedicadas a este tema, es considerada como LA técnica de meditación. Es decir, dice que si uno quiere realizar alguna práctica de meditación, debería realizar esta. Se trata de la llamada Kirtan Kriya, o más conocida como “SA, TA, NA, MA”.

Supe de esta técnica en un artículo de la prestigiosa revista Selecciones que en su edición de junio de 2017 y como parte de un artículo titulado “Secretos para un cerebro + inteligente”, puso como recomendación la práctica del “SA, TA, NA, MA”.

Dice lo siguiente: 

“Mantente joven diciendo “sa, ta, na, ma”

Dharma Singh Khalsa, presidente y director médico de la Fundación para el Estadio y la Prevención del Mal de Alzheimer, de Estados Unidos, lleva muchos años estudiando una forma de meditación llamada Kirtan Kriya, y ha concluido que una sesión diaria de 12 minutos de esta práctica mejora el flujo de sangre al cerebro y quizá aumento los niveles de telomerasa, enzima que retarda el evejecimiento celular. La práctica es sencilla: mientras respiras profundamente, recita las palabras sánscritas sa, ta, na, ma, que significan “mi ser divino”. Toca tu pulgar con cada uno de los otros dedos al pronunciar cada sílaba. Esta forma de meditación te ayudará a combatir la ansiedad y el cansancio.”

Como puede leerse, la práctica de esta meditación no es nada complicada. Y quizá ese sea el primer punto a favor que puedo mencionar sobre mi experiencia con esta práctica: la facilidad de su ejecución: solo tienes que sentarte, respirar y pronunciar las palabras coordinando con el paso de los dedos.

Otro punto es que el coordinar las sílabas con los dedos de la mano evita que uno pierda la concentración tan fácilmente (uno de los mayores problemas de los que meditamos es que la mente “vuele” hacia otros asuntos). El “contar” con los dedos cada palabra (en la palabra SA tocamos el pulgar con el dedo índice, la TA el pulgar con el dedo medio, la NA el pulgar con el dedo anular y la MA el pulgar con el dedo meñique) hace que nuestra mente se enfoque en lo que estamos haciendo y diciendo, lo que hace mucho más efectiva la meditación. 

He realizado esta práctica por diez días, meditando cada mañana y según los expertos en esta práctica, se debe realizar por lo menos por cuarenta días para poder ver algunos resultados. 

Yo quise comenzar esta práctica por el tema de la ansiedad y el cansancio, y hasta el momento no he notado cambios en mí con respecto a este tema, pero voy a cumplir la meta de los cuarenta días a ver qué pasa. Continuaré compartiendo mi experiencia y cómo me ha ido cuando cumpla los veinte días. 

No hay comentarios: