SINCRONICIDAD Y CHALINAS PARA LOS NIÑOS DEL SUR

Sincronicidad: hechos que muchos toman por casualidad pero que las probabilidades de que ocurran son tan pocas que son difíciles de explicar.

Sobre mi proyecto personal de chalinas para niños afectados por el friaje:

Tengo el proyecto personal de tejer chalinas para niños para la próxima camapaña de friaje que habrá en el sur (sí, lamentablemente, sé que habrá una campaña para eso), me acerco a la tienda que vende lana en el mercado de mi cuadra, y a los segundos, se acerca una señora que hace lo mismo o parecido. Yo pensaba que era original pero la señora tejía colchas para los niños con Cáncer. Yo tuve vergüenza de decirle mis intenciones (tengo una educación donde los géneros no son iguales y todo hombre que teje, se le ve mal, algo que debemos desterrar de la educación de nuestros hijos por cierto), así que callé, porque además, no soy de esos tipos que dicen: "¡Ah! Yo también tejo ¡Vamos a hacer una comunidad y grupos en Facebook y una campaña y vamos a llamar a canal 2 y hacer un hashtag!" No, en fin, la señora conversó conmigo, y sin que le pregunte, me dio tips para cómo tejer mejor, repito, yo no le había dicho nada, pero me dio consejos que luego me sirvieron, al final, se fue, pero luego, pasó algo más, estoy a punto de recibir la lana que compré y vi en el mostrador, como una hoja cualquiera, aunque grande, casi un A5 de papel rayado, el nombre: PERCY. Era una hoja cualquiera con un nombre cualquiera para el dueño. Ojo, el nombre estaba escrito en gran tamaño como para que cualquiera lo vea. Lo extraño era que solo está el nombre, ni siquiera había un número telefónico o una dirección que justificara que alguien escribiera un nombre en un papel. No, solo decía PERCY, y con dos líneas debajo subrayándolo.

Entonces me pongo matemático y digo, las posibilidades que una señora haga la misma caridad que yo, se aparezca justo en el momento que yo voy a la tienda y que esa tienda, justo, de todos los momentos y de todos los nombres que tengan en el momento que voy, sea mi nombre, que además no es uno de los nombres más comunes en Lima (no es José o Luis por ejemplo) escrito en una hoja de papel, además, grande y visible en el mostrador. ¿Es coincidencia? ¿Es casualidad?

¿Ustedes qué opinan?

*Por cierto, ustedes me conocen y saben que nunca he convocado a nada: ni vigilias ovni, ni marchas, ni paseos, ni nada, pero si alguien quiere tomar la idea de tejer chalinas para los niños del sur que van a sufrir por el friaje, pues háganlo, y en verdad, de aquí a junio, podemos hacer bastante. Háganlo en sus casas, inviten a sus amigos a hacerlo, tratemos de hacer la mayor cantidad de chalinas posibles.

Lee GRATIS la nueva novela de fantasía: La Dama Roja de Percy Taira

LEE Y/O DESCARGA GRATIS MI NUEVA NOVELA

LA DAMA ROJA, RELATOS DEL IMPERIO DE QUDOR