LEYENDA URBANA: LA PINTURA DE OSOS POLARES QUE HACE QUE FRACASES EN LOS EXÁMENES



Una curiosa pintura es el caso de una leyenda urbana muy popular en Gran Bretaña. Se trata de la obra creada por el pintor inglés Edwin Landseer, y en la que se representa a dos osos polares devorando los restos de un barco. 

Este cuadro se encuentra en la escuela Royal Holloway de la Universidad de Londres y en el ambiente en donde se toman los exámanes desde hace ya un siglo.

"Si te sientas justo enfrente a ella en un examen, seguro fallas el examen. A no ser que esté cubierta", dice la leyenda, según cuenta la curadora, Laura MacCulloch.

Es por ello, que ningún estudiante quiere tener la pintura en frente.

El origen de la leyenda

El cuadro, estaría inspirado en uno de los barcos de la fallida exploración del británico John Franklin, quien se perdió en el Ártico en 1845, tratando de mapear el paso por el Ártico en el noroeste de Canadá. 

Algunos señalan que el miedo que provocó que los osos polares se comieran a los hombres de ese navío, es motivo suficiente como para distraer a los estudiantes.

Para MacCulloch hay una clara conexión psicológica con el fracaso porque el estudiante puede pensar que va a compartir el destino de esos aventureros que fracasaron en encontrar el paso canadiense.

"Y me va a terminar comiendo un oso polar", puede ser la sensación subyacente.

El cuadro cubierto


Es tanto el temor de los estudiantes a este cuadro, que en los años 70, un estudiante llegó a negarse a sentarse frente a él. Fue entonces que la secretaria tuvo la idea de tomar cualquier cosa para tapar el cuadro mientras los alumnos daban el examen. Fue entonces que encontró una enorme bandera británica y con ella cubrió el cuadro.

Esta tradición se mantiene hasta el día de hoy. Y la bandera británica cubre el cuadro en la época de examenes.

No hay comentarios: