MUCHO RUIDO POCAS NUECES: ANUNCIO DE NASA DECEPCIONA A GRAN PARTE DE SEGUIDORES


John Grotzinger durante la conferencia de prensa.

Lo adelantábamos en las primeras horas de la mañana, el anuncio de que el Curiosity había descubierto algo que quedaría registrado en los “libros de historia”, según palabras del director de la misión John Grotzinger, no fue tal. Fue más ruido que nueces ciertamente.

Ahora Grotzinger, señala que sus palabras “fueron mal entendidas”, sin embargo, la gran presencia de la prensa especializada esperando registrar este “importante” anuncio de la NASA en la reunión anual de la Unión Gefísica Americana (AGU) este lunes 3 de diciembre, dejaba notar que las palabras del geólogo provocaron gran expectativa a nivel mundial.

Lo cierto es que los investigadores aún no tienen pruebas suficientes para decir, sin ningún tipo de dudas, que en Marte hubo o hay actualmente alguna forma de vida. Ni siquiera confirmaron la detección de compuestos orgánicos en el planeta rojo.

Lo que sí se ha encontrado es una compleja química en la que participan elementos como el agua, el azufre o el cloro. "Debemos hacer aún mucho trabajo con este material. Hay que ser muy cuidadosos. Podría haber habido material orgánico que se degradó por la radiación solar y ultravioleta", dijo John Grotzinger, quien participó en la conferencia de prensa de la NASA.

Por otro lado, Paul Mahaffy, del Centro Espacil Goddard de la NASA, quien también participó en la conferencia, señaló que “no se han detectado componentes orgánicos. No todavía. Se han realizado mediciones con los tres instrumentos del SAM y se han identificado varios gases. Vapor de agua y oxígeno en pequeños porcentajes. Los restos de agua son mucho mayores de los que arrojan los antiguos océanos de la Tierra. Se aprecia también la presencia de oxígeno y azufre. Pero pocos compuestos orgánicos".

Sin embargo, el análisis detallado de los datos enviados por el SAM (analizador de muestras del Curiosity) indicó que en el suelo marciano se encontró elementos como el metano clorado, un compuesto orgánico del carbono que al principio disparó algunas expectativas. El análisis de datos reveló que, aunque el cloro sí era de Marte, el carbono podría proceder de la Tierra y haber sido llevado hasta el planeta vecino por el propio Curiosity.

En cuanto a las polémicas palabras de Grotzinger, éste señaló que a partir de ahora tendrá más cuidado en lo que dice porque se pueden “crear expectativas que luego no se cumplen”. Y añadió que "eso es precisamente lo que ha ocurrido con mis palabras, que fueron mal entendidas".


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si,deja mucho que pensar,que estan tapando,como siempre,pero entre el cielo y la tierra,no hay nada oculto

Anónimo dijo...

Teorias conspirativas. dan de comer a los ociosos.