HISTORIAS DE GUERRA: LA BATALLA DEL MUNDIAL DE FÚTBOL DE CHILE 62

Partido entre Chile e Italia en la Copa del Mundo de 1962.


Por Percy Taira


No fue una guerra tradicional, es decir, no se libró en un campo de batalla entre dos ejércitos enemigos, o tal vez sí, el escenario de esta batalla fue un campo de fútbol, y los ejércitos, dos equipos de países sin enemistades históricas: Chile e Italia. El año y el contexto, el mundial de fútbol realizado en el país sudamericano en 1962.


La historia de la guerra

Era 1962 y Chile era el organizador de este mundial y en los primeros partidos que se jugaron ya se veía que los puñetazos y patadas traicioneras, serían parte de ese mundial. En el segundo partido de esta copa, realizado el 30 de mayo, se enfrentaron la Unión Soviética y Yugoslavia, países que en ese momento se encontraban en diferencias políticas insalvables. En ese primer partido, realizado en Arica, en el que ganó la URSS por dos goles a cero, terminó con una lista de cabezas rotas, lesiones y fracturas en los jugadores. Una de estas lesiones fue la del ruso Eudard Dubinsky, quien recibió una patada del jugador Muhamed Mujic que no sólo lo sacó de ese partido, sino que tiempo después (el golpe le fracturó la pierna y la herida con el tiempo se infectó) le provocaría la muerte.

El mismo día, a la misma hora, pero en la capital, Santiago de Chile, se enfrentaban Alemania e Italia, quienes también protagonizaron otra batalla en el campo de juego. Según El Mercurio de Chile, “desde el comienzo el partido se constituyó en una riña franca”. El resultado de ese partido, además del marcador que fue de un empate a cero, dejó cuatro italianos y cuatro alemanes lesionados. El técnico alemán de ese entonces, Sepp Herberger, declaró: “Éste ha sido el partido más duro en la historia del fútbol alemán”.

Y la historia de lesiones continuó. En el partido entre Checoslovaquia y España, realizado en Viña del Mar, el jugador Rivella terminó con el pie enyesado y su compañero Reija con rotura de menisco. Por otro lado, el arquero checo, Scroif, recibió una patada en la cabeza que quedó inconsciente y el partido se suspendió por cinco minutos.

El ruso Eduard Dubinsky es retirado de la cancha.

Los argentinos y búlgaros, también participaron de su propia batalla campal. En Rancagua, cinco argentinos terminaron el partido lesionados, y dos búlgaros quedaron fuera del mundial, debido a graves lesiones. Otro lesionado famoso en este mundial, fue Pelé, quien era la estrella de ese momento y que fue lesionado en el encuentro que Brasil tuvo con Checoslovaquia.

La prensa mundial ya sazonaba estos partidos con titulares como: “Ensalada de golpes salvajes”, “Extraordinaria violencia”, “Desagradables batallas campales”. El diario El Mercurio decía lo siguiente: "La competencia se ha disputado de manera anormal, en cada partido ha habido varios lesionados, algunos de ellos muy graves en atención a que, virtualmente, el aspecto deportivo ha sido dejado de lado limitándose todo a una lucha despiadada".

Tal fue la crueldad con que muchos jugadores se jugaban la vida en estos encuentros que el viernes primero de junio, la FIFA (Federación de Fútbol Internacional) se reunión de urgencia para discutir no sólo la violencia que se estaba viendo en este mundial, sino, para discutir sobre el mal arbitraje visto, y es que aunque parezca increíble, ningún jugador fue expulsado por los réferis a pesar del juego brusco evidente, practicado en estos encuentros.


La batalla de Santiago

Afiche oficial de Chile 62
Y fue así como el sábado 2 de junio llegó y era día de ver a la selección dueña de casa en la cancha. Su rival, era Italia, y en el ambiente ya se sentía un aire de odio, revancha y violencia. ¿Pero cómo es que dos países sin ningún tipo de historia bélica entre ellos, se hayan envuelto en una guerra sin cuartel?

Para entender esto habría que retroceder algunos días. En los días previos al Mundial, el diario La Nazione de Florencia, envió a Chile al reportero Corrado Pizzinelli, respetado y aventurero periodista que luego cubriría conflictos tales como la Guerra de Vietnam. Junto con él llegó también Anonio Ghirelli, corresponsal del diario milanés El Corriere Della Sera. Ambos, realizaron un crónica sobre cómo se vivía en el Chile de los sesentas. Contaron cosas terribles, se centraron en las carencias y los problemas sociales como eran la pobreza y la prostitución en el país del sur.

En los artículos, los periodistas italianos, dijeron cosas como: “En vano los chilenos, como para consolar a los italianos, dicen que Santiago se parece a Turín [...] Y ello tal vez para tratar de hacer olvidar la realidad de ésta capital, que es el símbolo triste de uno de los países subdesarrollados del mundo y afligido por todos los males posibles: desnutrición, prostitución, analfabetismo, alcoholismo, miseria… Bajo éstos aspectos Chile es terrible y Santiago su más doliente expresión, tan doliente que pierde en ello sus características de ciudad anónima”.

También decían: “Chile es un símbolo triste de las diferencias humanas y de una vida afectada por todos los males".
                   
Quizá esta visión de aquel Chile se debió porque hacía solo dos años atrás, en mayo de 1960, el país del sur vivió el peor terremoto de su historia (de más de 9 grados en la escala de Ritcher), algo que seguramente habría acrecentado o empeorado las condiciones sociales del país, sea como fuere, las crónicas de los italianos causó gran polémica, para algunos, eran crónicas sociales excelentes, que transmitían a Europa la realidad de un país sudamericano de esos tiempos, sin embargo, y como es lógico, los chilenos, cuando se enteraron de la publicación de estas crónicas, se sintieron ofendidos como nación y, motivados por una campaña nacionalista impulsada por el gobierno y los medios de comunicación, quisieron poner en su sitio a ese país, y evidentemente, el partido entre Italia y Chile, era la  ocasión perfecta para dar a conocer su malestar por lo publicado.


El día de la batalla

Pese a que la selección de fútbol italiana intentó apaciguar los ánimos con palabras comedidas a la prensa, con la visita al cementerio para rendir homenaje a los héroes chilenos, y entrega de claveles blancos a los hinchas y jugadores del partido. La hinchada y la selección chilena, no dejaron de mostrar en todo momento su desprecio.

El partido dio inicio y el resultado daba razón a lo que se vivía en las calles y en las tribunas de Chile. Los golpes en la cancha, que incluían puñetazos y patadas, se produjeron desde el primer instante, tal fue la gravedad del juego brusco que se dice que de los primeros 20 minutos, sólo hubo cuatro minutos de juego efectivo, debido a las paralizaciones por las faltas que se cometían en el campo. Al final, el triunfo fue para los chilenos 2 a 0, curiosamente, ningún chileno fue expulsado, casi contrario ocurrió con los italianos, que sufrieron la expulsión de dos jugadores.

Quizá por ello, el arbitro de aquel encuentro, el inglés Kenneth George Aston, quien luego sería jefe del Comité de Árbitros de la FIFA e inventor del sistema de las tarjetas amarillas y rojas que se usó por primera vez en el mundial 70, fue muy criticado por diversos comentaristas y periodistas deportivos del mundo y hay quienes sostienen que pitó a favor del local. El presentador David Coleman de la BBC, calificó el partido como  “la más estúpida, horrible, repugnante y vergonzosa exhibición de fútbol de la historia”. Por supuesto, los chilenos, estuvieron orgullosos de este triunfo y del valor mostrado por sus seleccionados quienes dieron una lección, en goles y en golpes, a esa selección italiana, cuyo país, o por lo menos, medios de prensa de ese país, los habían ofendido.

Por cierto, se dice que en las primeras cuatro fechas de este mundial, el número total de lesionados fue 50. También vale recordar que en esta séptima edición del mundial de fútbol, el campeón fue Brasil, el segundo lugar fue para Checoslovaquia y el tercer puesto, lo ocupó Chile, siendo el mejor resultado de una selección de fútbol chileno, hasta la fecha.

Ahora les dejo el vídeo de cómo la BBC presentó el partido a cargo del presentador Kenneth G. Aston y un resumen de aquel partido. Y para los que quieran rememorar o quieran ver exactamente cómo se libró esta “batalla de Santiago”, les dejo el vídeo del partido completo.


VER EL RESUMEN DEL PARTIDO CHILE – ITALIA (MUNDIAL CHILE 62)




VER EL PARTIDO COMPLETO CHILE – ITALIA (MUNDIAL CHILE 62)




No hay comentarios: