EL SANTO DESCALZO Y BENEDICTO XVI (LA PROFECÍA DE JUAN XXIII)


Paolo Grabiele, mayordomo de Benedicto XVI y primer sospechoso de los Vatileaks.



Por Percy Taira

Qué duda cabe que la crisis por la que está pasando en el Vaticano preocupa, preocupa sobre todo a los fieles, pero preocupa también al resto del mundo por todos los datos (poco santos) que puedan salir en las próximas semanas, datos escritos en documentos privados de la Santa Sede, y que según medios de prensa, son muchos y muy polémicos.

Leyendo las diversas noticias sobre este asunto, recordé que a finales de enero de este año, publicamos en este blog una serie de artículos vinculados con las profecías del Papa Juan XXIII, sobre diversos temas. En particular, recordé la profecía que podría estar vinculada a Benedicto XVI. Cabe recordar que estas profecías fueron publicadas en el libro Las Profecías de Juan XXIII del periodista italiano, Pier Carpi, y que fue publicado en 1977, aunque las profecías según el autor, fueron dichas por Juan XXIII en 1935.

Pues bien, esta es la profecía:

Bendito, bendito, bendito seas.

Serán los jóvenes quienes te aclamarán como nuevo Padre de una Madre sonriente. Los hijos de los santos de Milán. Dieciséis te contarán. Te tendrán las manos en alto.

La Virgen María al lado. La Virgen María sacrificada. En sus palabras hallarás la senda. Bendito, bendito, bendito seas. Serás el padre de todos. El camino será difícil al principio. Difícil será caminar por Roma en días de sangre, disipar las nieblas y limpiar los sepulcros.

Dar un nombre sagrado a las cosas sagradas y un nombre profano a las profanas. Recibirás en tu casa a un santo descalzo. Y harás esperar a los poderosos, que te rezarán sin armas en la mano.

El santo hablará también para ti en cada rincón del mundo y he aquí que te cubrirán las blancas flores de toda la tierra.

Tuyo será el viaje del valor, el gran desafío lanzado al mundo y a su inmundo príncipe.

Opondrás legiones a quien lance soldados contra ti. Y nunca romperás tu palabra.

Y te descalzarás, y caminarás con el santo descalzo. Cuando divulgues la palabra de María Santísima se cerrará tu única herida. La madre de la Iglesia será la Madre del mundo. Angel te llamarán. Bendito seas.


Evidentemente el término Bendito, hace relación, a mi modo de ver, a Benedicto, más aún, el texto que señala "Dieciséis te contarán", resulta más esclarecedor. Es decir, si Pier Carpi hubiera inventado estas profecías, el hecho de que haya acertado en esto (hablamos de los años 70) es sumamente curioso.


DISIPAR LAS TINIEBLAS Y LIMPIAR LOS SEPULCROS


Pues bien, el dato que quería recalcar ahora, y que se está viviendo ahora mismo en el Vaticano son los siguientes, por ejemplo, cuando señala que el "camino será difícil al principio. Difícil será caminar por Roma en días de sangre, disipar las tinieblas y limpiar los sepulcros".

Ciertamente el Vaticano está pasando por un momento difícil, el término de "disipar las tinieblas" puede referirse al manto de misterio y conspiración que en estos momentos hay sobre el tema, pero hay algo más curioso, el dato de "limpiar los sepulcros", quizá haga referencia a uno de los temas que está causando polémica junto con los vatileaks y que no ha sido tocado mucho por los medios de prensa, este tema es la desaparición de Emanuele Orlandi, una joven de 15 años que desapareció el 22 de junio de 1983 en el Vaticano, y que según refieren diversos medios de prensa e investigadores, habría sido secuestrada por los propios trabajadores del Vaticano (se discute si algún obispo o sacerdote estuvo implicado, así como la propia Guardia Suiza) supuestamente para realizar fiestas u orgías dentro de la Santa Sede.

Es más, en este caso estaría involucrada también la mafia italiana, específicamente del grupo Magliana y de su jefe, Enrico de Pedis, quien falleció en 1990, y cuyos restos, sospechosamente, fueron encontrados dentro de la cripta de la basílica de Sant'Apollinare de Roma, propiedad del Opus Dei.

¿Por qué el Vaticano permite el entierro dentro de una de sus iglesias a un hombre fuera de la ley? ¿Cuál es el vínculo de la desaparición de esta joven, con la mafia y el Vaticano? Son preguntas por ahora sin respuesta, pero podría tener relación con el asunto de "disipar las tinieblas y limpiar los sepulcros".


EL SANTO DESCALZO


Un dato curioso, y quizá el más importante por su trascendencia, es la presencia de un personaje, que Juan XXIII, repetirá mucho en varias de sus profecías, y es el tema del llamado "Santo descalzo".

Dice la profecía: "Recibirás en tu casa a un santo descalzo. Y harás esperar a los poderosos, que te rezarán sin armas en la mano.El santo hablará también para ti en cada rincón del mundo y he aquí que te cubrirán las blancas flores de toda la tierra. (...) Y te descalzarás, y caminarás con el santo descalzo. Cuando divulgues la palabra de María Santísima se cerrará tu única herida".

Al parecer, la presencia de este hombre "Santo" ayudará a Benedicto XVI a salir de este momento en el que se encuentra. La procedencia de este Santo Descalzo es aún un misterio, quizá se deba a una orden religiosa así llamada o así conocida dentro del Vaticano, o quizá se refiera a un sacerdote pobre y de espíritu misionero. Sin embargo, al parecer, por lo menos en esta profecía, las noticias finales serán buenas y el futuro del Vaticano se ve pacífico.


Si deseas puedes revisar el artículo La profecía de Juan XXIII y Benedicto XVI que publicamos en enero en este blog.

5 comentarios:

johanny dijo...

Les recomiendo que busquen en YouTube un video que se llama El Tercer Secreto de Fátima que fue creado por vaticanocatolico.com. Además explican qué le ha ocurrido a la Iglesia católica después del Vaticano II, cómo estamos viviendo la Gran Apostasía profetizada en la Sagrada Escritura y en las profecías católicas. El link del video es el siguiente: El Tercer Secreto de Fátima y el Fin del Mundo

Anónimo dijo...

Pienso que la parte de "limpiar los sepulcros" puede referirse a los niños que se dieron por muertos en los hospitales y fueron vendidos a familias de dinero. Todos los sepulcros que se han abierto están vacios.

Anónimo dijo...

El Papa que fue aclamado por los jóvenes, que fue "Padre de todos", que caminó con la Virgen María al lado y que fue cubierto por "las blancas flores de toda la tierra", fue Juan Pablo II. El recibió en su casa a un santo descalzó que habló para él en cada rincón del mundo: el Padre Pío, quien lo acompañó en su pontificado.

Anónimo dijo...

Pienso que ahora esta claro quien era el santo descalzo, "San Francisco" (que se dedico a los pobres). El Papa Francisco está demostrando tambien una humildad de espiritu como ningun otro, ademas de que en cada audiencia le reconoce su labor como Papa y pide que se reze por él (Benedicto XVI). Juan Pablo II nunca recibio al Padre Pio como Papa, El Padre Pio lo recibio en su convento cuando era un joven sacerdote, y murio casi 12 años antes de que fuera electo Papa.

Anónimo dijo...

Entiendo que el Papa Juan Pablo II fue quien reivindicó y canonizó al padre Pío. La vida, obra y milagros de este último fue conocida y difundida ampliamente durante el papado de Juan Pablo II.
Espiritualmente, Juan Pablo II "lo recibió en su casa" y dicho santo descalzo, con su canonización, "habló para él" en cada rincón del mundo.