LIBROS DEL MISTERIO: MICROCHIPS PARA NUESTROS NIÑOS

Por Sergio Tenguán

Me encontré con esta imagen publicitaria en Internet, es un camión de helados típico de los suburbios de los Estados Unidos, lleva frases como: Helados y Chips (chispitas), pero se entiende que hacen uso de juegos de palabras. También vemos el eslogan que reza: Sabemos en donde estas y la canción: Eres un esclavo...nos perteneces...ríndete.

Como nota agregaré que el sitio web de donde copie la imagen tiene una noticia de Reuters en la que se habla de una triplicación de las acciones de la compañía VeriChip, de la cual hablamos la semana pasada. Este aumento se debió a que VeriChip habría diseñado microchips implantables con la característica que serian capaces de detectar el H1N1 y otros virus.
Así como esta agradable noticia difundida por un medio de prensa serio como Reuters (digo agradable porque al tratarse de control de enfermedades es algo positivo)se propaga por el mundo, tambien otros medios de prensa como CNN.com saco una nota el 3 de setiembre de 2002 que decia : “Los padres recurren a insertar microchips a sus hijos”.
Esta noticia apareció en el momento de mayor apogeo de secuestros en los Estados Unidos.
Daniel Estulin recoge en su libro hasta siete titulares de diferentes medios de prensa como CBS News, Fox News, CNN.com, San Francisco Chronicle, PRWeb.com y The Oregonian, todos estos en el año 2002. Lo curioso de esto es que para principios del año 2003, después de anunciar y promocionar los microchips implantables, la ola de secuestros desapareció, al menos de la opinión pública.
Todos estos titulares, no son más que formas de jugar con la sociedad y estudiar sus reacciones, ya habíamos dicho que el Club Bilderberg trabaja mucho con la manipulación.

Asimismo, se crea en la gente ese sentimiento de inseguridad generalizado que acaba por convencernos de que necesitamos un mejor gobierno o mejores protectores.
Al igual que con los secuestros en el año 2002, en la década de los sesentas tuvo lugar una ola de violencia a manos de las bandas y pandillas, el tema fue tratado de la misma manera, grandes titulares, alarma general y al igual que a comienzos del 2003 con respecto a los secuestros, las noticias cesaron de un momento a otro.
Otro dato curioso para tener en cuenta es que el autor del libro cuenta que él ya sabía lo que iba a ocurrir en primavera y verano del 2002 en Estados Unidos, puesto que había sido punto a tratar en la agenda del Club Bilderberg en la reunión llevada a cabo en Suecia.
Nuestras mascotas también pueden hacer uso de los microchips implantables.
Infopet por ejemplo, inyecta indoloramente los chips justo bajo la piel en la zona del cuello. La información a registrar es el número exclusivo de chip junto al nombre del dueño de la mascota, la dirección y el número de teléfono. Toda esta información queda grabada en la base de datos de la empresa y se puede leer a nivel nacional, basta con tener el scanner como el que vemos en la imagen.
Este sistema le permite a Infopet llevar una estrecha vigilancia de más de un billón de animales domésticos mediante satélites y torres celulares simultáneamente.
La principal diferencia en el uso de microchips en humanos y animales, es de que en el caso de los humanos solo se usa para saber la ubicación de la persona por medio de GPS, en el caso de los animales, ya hay información registrada del animal que se puede leer con el scanner.
Esto fácilmente podría ser usado en humanos con el mismo fin más adelante, es decir que con solo pasarte un scanner podría saber todo sobre ti.

La gran pregunta es ¿dejaremos que todo esto ocurra? ¿Aceptaremos vivir en una sociedad sin dinero en la cual todos nuestros movimientos financieros queden registrados por una computadora? ¿Permitiremos que nuestros hijos se implanten microchips por seguridad o quizás en épocas venideras por moda?

La respuesta más probable es si. Sin darnos cuenta hemos aceptado muchas cosas, algunas que nos traen beneficios y otras que son un quebradero de cabeza o inclusive de las dos al mismo tiempo. Por ejemplo las tarjetas de crédito, no cabe duda que es genial tener una y poder salir de compras sin tener que estar sacando cuentas mentalmente de lo que vas comprando para que te alcance el efectivo, sin embargo después estamos preocupados en revisar los estados de cuenta una y otra vez para ver si no ha habido un error porque nos parece que nos cobran demás.

Hemos aceptado que para cualquier documentación se nos exige imprimir nuestra huella digital y en algunos casos con foto también, cuando hace algunas décadas los únicos a los que se les pedía la huella digital era a los criminales.
Estamos siendo educados para que nuestros movimientos estén siempre registrados, hay tiendas de departamento por ejemplo que a la hora de pagar te piden un documento de identificación.
Toda pasa tan rápido que no nos detenemos a cuestionar lo que está ocurriendo en realidad.
La lectura de este libro realmente me ha sorprendido, ya que hay muchos indicios de que es verdad que el mundo es manejado por un grupo selecto de personas, también hay indicios importantes y hasta cierto punto creíbles con respecto a la esclavitud total que este grupo planea para nosotros, sin embargo creo y espero que, en caso las investigaciones del señor Estulin sean correctas, este grupo selecto de personas llamado el Club Bilderberg encuentren en nosotros a una verdadera oposición frente a sus maquiavélicos planes de imponernos un Nuevo Orden Mundial...

1 comentario:

aguila de luz dijo...

Hola queridos saben que estamos dejandonos llevar como cabras al matadero,debemos poder decir no o demostrar lo que no es correcto para nuestro futuro es nececesario poder con tar con la luz del real conocimiento lo cual va ha permitir salir de la matrix para ello debemos contar con la ayuda de nuestro hermano mayor y nuestra conciencia . Aguila de luz