LIBROS DEL MISTERIO: ¿QUÉ ES EL CLUB BILDERBERG? ¿CONSPIRACIÓN A NIVEL MUNDIAL?

Por Sergio Tenguán

Puede que no muchos sepan de la existencia del Club Bilderberg, por lo menos yo, hasta hace un par de años no tenía ni idea de quienes eran o a qué se dedicaban, curiosamente lo primero que se me ocurrió preguntar fue cuánto costaba hacerse socio. Un amigo mío, sabiendo mi afición por los libros de conspiración, me explicó un poco sobre el susodicho club y sobre el autor del libro. Por si esto fuera poco, al encontrarme yo en el extranjero sin mucho tiempo como para poder buscar el libro, mi estimado amigo decidió comprarlo por mí y regalármelo. Gracias a esto, puedo compartirlo ahora con Uds. amigos lectores.

La Verdadera Historia del Club Bilderberg, escrita por Daniel Estulin, periodista e investigador, ha dedicado más de 15 años de su vida a seguir las actividades secretas del Club Bilderberg.

El Club se fundó del 29 al 31 de mayo de 1954, en el Hotel Bilderberg de Oosterbeckl, Holanda. El organizador de este evento fue el príncipe Bernardo de Holanda. Por otra parte, uno de los miembros más importantes (del cual se dice que es el verdadero fundador) ha sido Joseph Rettinger, un sacerdote jesuita y masón de grado 33. Lord Rothschild y Laurance Rockefeller, miembros de dos de las familias más poderosas del mundo, pertenecen también al Club.

Estos señores escogieron a 100 participantes procedentes de la élite mundial con el fin secreto de cambiar Europa. Uno de los miembros dijo: “Nuestro objetivo es la integración de Europa; donde los políticos han fracasado, los industriales, vamos a tener éxito.”

Las conferencias del Club reúnen a un máximo de 130 delegados de varios países, entre ellos, Estados Unidos, Canadá y países Europeos. Un tercio de los delegados son políticos y los dos tercios restantes, representantes de la industria, las finanzas, la educación, los sindicatos y los medios de comunicación. Son unos 80 los miembros activos, es decir los que acuden a las conferencias regularmente todos los años, al resto se les va invitando a que visiten el Club, principalmente para que informen sobre asuntos relacionados con su conocimiento y experiencia. Estos últimos en realidad, no saben de la existencia de un grupo interino ya constituido, ni mucho menos de la agenda secreta.

La agenda consta de un simple y singular objetivo, sin que esto quiera decir en absoluto que sea irrelevante, la tarea es la de completar la creación de un Nuevo Orden Mundial. Esto es, llegar a la era del pos-nacionalismo, momento en el cual ya no existan los países, solo regiones del mundo y valores universales, es decir, una economía universal, una religión universal y lo más importante un Gobierno Universal (designado, no elegido).

Para poder realizar estas tareas, los miembros del Club Bilderberg tienen muchas armas a su disposición, una de las más importantes, los medios de comunicación. Con estos se encargan de manipular a la gente y encaminarnos hacia la esclavitud total. Por supuesto que esto no pasa de la noche a la mañana, ellos van probando diferentes estrategias a lo largo de los años, para ver cómo es que la gente reacciona ante determinadas situaciones tales como: crisis económicas, desastres naturales, terrorismo, etc. Según como interactúa la gente con respecto a estas “noticias”, ellos sacan conclusiones y van puliendo su plan globalizador, para que al final, no nos tengan que imponer el Nuevo Orden Mundial, sino que más bien, nosotros lo pidamos a gritos, a raíz de que nuestros gobiernos ya no serán capaces de gobernarnos.

Daniel Estulin, el autor del libro, es un cazador Bilderberg, y quizás, si no fuera por él y un grupo reducido de personas, nunca nadie se hubiera enterado de la existencia de este Club tan peculiar, que reúne a la gente más importante del planeta para llevar a cabo cambios y políticas a nivel mundial, por citar solo un ejemplo por ahora, en una reunión en Suecia en el año 1973, el Club accedió a incrementar el precio del petróleo en 12 dólares el barril, un 350% de aumento sobre su precio anterior. Esta alza en el precio se denominó como primera crisis del petróleo, y comenzó el 17 de Octubre de 1973. Para esto, cabe recordar que el Club Bilderberg se reúne todos los años entre abril y mayo.

El autor, narra algunas situaciones de peligro que tuvo que afrontar por ser un indeseable para el Club. Nos cuenta que varias personas han muerto y otras han sido difamadas a tal punto que se han tenido que exiliar a causa de que han sido investigadores del Club o sino informantes.

Dentro del Club, hay personas que espían para este pequeño grupo que siempre está tras los pasos de los Bilderberg, algunos han dado la cara y la mayoría se mantiene en el anonimato.
Es así como el Sr. Estulin y sus allegados obtienen la información necesaria para informar en algunos casos y para especular en otros.

No cabe duda que los planes más secretos del Club serán imposibles de descubrir, ya que a esta información solo deben tener acceso unos cuantos privilegiados del Club, que sin duda, son los que al fin y al cabo quieren convertirnos en esclavos del Nuevo Orden Mundial.

La próxima semana ahondaré un poco más en el libro, para dar a conocer algunos de los objetivos que se trazaron hacia el año 2005 (puede que hayan cumplido varios), asimismo, para dar a conocer algunos de los nombres que mas resaltan de entre los miembros del Club.

Otros temas a tratar para más adelante serán, las técnicas de manipulación, instituciones asociadas o financiadas por el Club Bilderberg y como viviríamos con el Nuevo Orden Mundial. La semana pasada Alex Albornoz, miembro del equipo de Expediente Oculto, publicó un artículo sobre el Blue Beam Project. En este artículo nos comenta un poco sobre el Nuevo Orden Mundial y de lo que serían capaces estas agrupaciones, con tal de infundir miedo y caos general en una sociedad que al verse al borde del exterminio, preferirá ceder sus derechos fundamentales con tal de que alguien los proteja (¿les suena familiar esto? 11-09).

Más de Daniel Estulin y sus teorías conspirativas con relación al Club Bilderberg, la próxima semana...


No hay comentarios: