EL ÚNICO COCODRILO “DOMESTICADO” DEL MUNDO HA MUERTO

El cocodrilo costarricense Pocho, murió este martes por causas desconocidas. Su cuerpo fue enviado a San José para que los investigadores determinen las razones de su muerte.

¿Cómo fue posible esta relación? Fue luego de que Shedden el costarricense que lo domestico, rescatara al animal y le curara las heridas que tenía en sus extremidades, hace 20 años. La historia pronto traspasó fronteras. Hombre y cocodrilo entablaron una relación impresionante, luego de que el animal fuera domesticado y “no se lo comiera”.

La muerte de "Poncho", el cocodrilo de cuatro metros de largo que fue domesticado por un campesino de Costa Rica, ha hecho derramar lágrimas de dolor a su dueño y a los pobladores de la comunidad de Siquirres, en el Caribe, y comarcas aledañas, donde el reptil era una celebridad.

De hecho en una poza, ambos solían llamar la atención de turistas nacionales y extranjeros, donde "Chito" se abrazaba al reptil y éste hacía piruetas en el agua. Las escenas pronto dieron la vuelta al mundo a través de notas periodísticas que relataron la interesante simbiosis entre "Chito" y "Poncho". Chito, cuyo nombre real es Gilberto Shedden y se le apoda el 'Tarzán tico' y el reptil lograron durante ocho años una apasionante simbiosis de sus vidas.

Pocho tenía unos 50 años de edad, pesaba 445 kilos y medía casi cinco metros de largo. Cada domingo a lo largo de varios años el domador jugaba en un estanque con el reptil ante el público que acudía para verlo. Durante el espectáculo introducía la cabeza en las fauces del reptil, se subía sobre su espalda (o viceversa) e incluso lo besaba.

La relación entre hombre y cocodrilo tan cercano y único en el mundo, era la razón por la cual decenas de científicos, expertos en comportamiento animal y periodistas visitan el hogar de Chito, su esposa, su hija y su cocodrilo cada año.

No hay comentarios: