CONSPIRACIONES PARTE III: UN TOP SECRET DEL PENTÁGONO REVIVIDO

Por Alex Albornoz

Recientemente la desclasificación de unos archivos de la guerra de Vietnam, por parte del archivo Nacional de Estados Unidos, poblaron los titulares de las agencias mundiales. ¿Pero qué relevancia tienen estos documentos y qué de nuevo hay? Al parecer no mucho para los entendidos, pues sólo significaría la confirmación que se diera hace ya 40 años, cuando la prensa norteamericana divulgara secretos de los planes y maniobras que ejercía la Casa Blanca contra la nación asiática. Quizás más bien ponga sobre la mesa, en todo caso, a qué niveles puede llegar el traqueteo de los que gobiernan el mundo, para incitar guerras, bajo falsos motivos pero grandes intereses.
Como sabemos a estas alturas, Estados Unidos intervino militarmente en Vietnam, entre mediados de los cincuenta y mediados de los setenta, para apoyar al régimen de Saigón, pero que lo abandonó tras arrasarlo a bombas y dioxinas, debido al movimiento mundial de rechazo a su papel. Que por cierto fue la guerra más larga de la historia norteamericana y que terminó siendo un gran fiasco para Estados Unidos.

Recordemos que estos documentos se realizaron a solicitud del entonces secretario de Defensa, Robert S. McNamara, que solicitó que se efectuara un estudio "enciclopédico y objetivo" de la participación de Estados Unidos en Vietnam desde la Segunda Guerra Mundial hasta 1967, ese equipo compuesto por unos 36 analistas estudiaron detenidamente, con "diligencia de hormiga", como se les denominara, una colección valiosa de documentos del Pentágono, la CIA y el Departamento de Estado.
Pues bien en aquella ocasión un fragmento de esos documentos, denominados los "papeles del Pentágono", los conoció el público a través del diario The New York Times el 13 de junio de 1971. Esos textos sacaron a la luz, cómo los líderes estadounidenses decían una cosa en público, pero a puertas cerradas tramaban algo completamente diferente con Vietnam. Por eso las revelaciones de que los gobiernos de John F. Kennedy y Lyndon Johnson habían intensificado a propósito y en secreto el conflicto, mintiéndole al Congreso al respecto, generaron todo un escándalo.

Quien tuvo la osadía de filtrar aquella vez estos documentos, fue Daniel Ellsberg, un analista militar del "think-tank" estadounidense Rand Corporation, que actuó, como él mismo dijera, impulsado por las vivencias que había tenido durante los dos años en los que trabajó como empleado de la embajada estadounidense en Vietnam. Ellsberg con la reciente publicación total de los archivos, ha comentado que lo candente de los documentos, él mismo ya lo reveló hace 40 años, cuando el gobierno norteamericano intento por todos los medios limitar los daños y bloquear que se filtraran todas las informaciones.

La desesperación de Nixon
El protagonista de la historia, Daniel Ellsberg, quien por cierto algunos ya lo han denominado osadamente el abuelo de WikiLeaks, ironizó a Nixon diciendo que "Si Richard Nixon no se hubiera empeñado en prohibir su publicación la gente no los hubiera leído con tanto interés", pueda que tenga razón, porque desafortunadamente Nixon, quien estuvo muy contento con que se conocieran las mentiras de sus antecesores demócratas en un inicio, que luego por recomendación se empecinó por minimizar los archivos, logró todo lo contrario. 

Además en su desesperación convirtió a Ellsberg en un hombre marcado y no tuvo mejor idea que mandar a un grupo de centinelas, denominados Los Fontaneros, para presionar a Ellsberg.
Borrones que intrigan
Lo que ha despertado de alguna manera suspicacia, sobre todo para los amantes del misterio, es que a pesar del poco peso que tienen hoy en día, la revelación total de estos documentos, el Departamento de Defensa aún haya querido mantener una mínima parte en secreto. Pues en el paquete de documentos publicado existen once palabras suprimidas.
Hay quienes han salido a decir que puede tratarse de palabras que se refieren a empleados de la Agencia de Seguridad Nacional desplazados en Vietnam, o a funcionarios de Vietnam del Sur que fueron pagados por la Agencia Central de Inteligencia.

Fuese cual fuese el trasfondo de esto, queda claro que el peso de estos documentos termina siendo un episodio emblemático en la historia de las filtraciones y por qué no, ser parte también, por la forma como se tramo y llevó la guerra de Vietnam, de esos expedientes conspiratorios que sobreviven a los años.

No hay comentarios: