Cine y misterio: Crítica sobre el film "Splice"

LA CLONACIÓN, UN
JUEGO PELIGROSO


Por Paco Pulido Spelucin

Splice llegó a nuestra cartelera limeña luego de un par de años de haberse estrenado en Estados Unidos. No importa, valió la pena la espera.

Cuando terminé de ver esta película de 104 minutos llenos de suspenso, logré comprenderla y aceptarla. Tiene grandes puntos de quiebre. Tiene elementos variados tratados de una manera excelente. Como siempre empezaremos con la dirección.

Vincezo Natali, el director de Splice, nos lleva al mundo de una pareja de científicos locos, jóvenes que quieren cambiar el mundo sin medir consecuencias. Con un presupuesto aproximado de 26 millones de dólares pudo crear grandes efectos especiales y reunir a un ganador del Oscar: Adrien Brody (El pianista).

Al principio, Adrien es aburrido, sensato, no quiere correr riesgos, pero a medida que avanza la cinta, se convierte en un depravado y se deja llevar por la lujuria y la convierte en una excelente herramienta para aguantar sobre sus hombros el peso de la película. Este cambio es magistral, irreal, inverosímil pero aún así muy interesante.

El tema central no es muy tratado en películas serias. Creo que el hecho de hacer experimentos en humanos, y clonación es un tema abordado desde una misma perspectiva. En este caso, Splice es una película que combina esto y más.

Los efectos especiales en la criatura son notables. Su transformación da miedo. Su rostro inspira miedo. Su aguijón es peligroso y lo podemos sentir. Podemos respirar el miedo. Nunca podríamos concebir a Dren, la clonación fallada, como nuestra aliada, nuestra amiga. Siempre la veremos loca y trastornada. Parece humana pero es una combinación de varios genes de animales. Es una combinación extraña que da miedo y funciona.

El tema, como lo dije, es la clonación. Es un tema bueno, es un tema creíble y es un tema infinitamente tratable. Cuántos científicos estarán experimentando con quién sabe qué. Me hace recordar la segunda parte de la película Los Expedientes Secretos X, cuando hacían trasplantes de cabeza en diferente cuerpo, o en la clonación del gobernador Arnold en el Sexto Día. Pero Splice es diferente y eso lo hace atractiva. Los giros de guión son atractivos. Los cambios críticos son originales. Vale la pena verlos, vale la pena entrar en su mundo y dejarse llevar por Dren, por Adrien y por Sarah Polley, su co protagonista. Sarah con un gran personaje que no pudo llegar a nada lamentablemente, le faltó dar el gran cambio y se quedó ahí, vagando en la pantalla.

Splice es una película, como dije antes, que empieza floja, obvia. No resulta. Pero mientras que el clon empieza a cobrar vida y empieza a ganarse el miedo y terror del espectador, es cuando todo empieza a cuajar. La música es normal, la fotografía está bien cuidada, la producción no es tan generosa, sin embargo, Natali sabe colocar las piezas par que funcione. Con cada acción de Dren, la película se convierte interesante, muy interesante.

Otro tema que es necesario avisarles, estimados lectores, es que el final no es un final memorable. Es un final normal, con algunas muertes, con algunos cambios interesantes, con giros medianamente tenebrosos, pero nada más. No es el gran final que se espera. Sin embargo, Splice se puede entender como un todo completo que se deja ver. Trata un buen tema. El suspenso es repartido en toda la película. Es una película que la recomiendo indudablemente porque es diferente, porque tiene a Adrien Brody en su nómina, porque tiene un clon que es aterrador con su sencillez, porque a pesar que no fue un HIT en Estados Unidos, tiene buenos giros, giros memorables, porque tiene escenas de sexo, pero un sexo amorfo, raro, y porque trata un buen tema actual, la clonación que poco a poco irá tomando fuerza en esta época en que la ciencia avanza a pasos agigantados, y lo último, lo recomiendo porque es una cinta que deja percibir un lado oculto de la ciencia que siempre debe de haber en una película de misterio.

Escríbeme a: pacopulidospelucin@gmail.com

No hay comentarios: