Cine y misterio: Crítica sobre "ACTIVIDAD PARANORMAL"

LA EXISTENCIA
DE LO DESCONOCIDO

Por Paco Pulido Spelucin

Cuando me hablan sobre una casa embrujada, se me vienen a la mente la famosa “Casa Matusita”. Famosa por las cientos de historias sobre fantasmas, espíritus y posesiones. Ciertas o no, éste tipo de casas existen y Oren Peli, el director de Actividad Paranormal, retrató una de las tantas “casas embrujadas” y saltó a la fama.

El filme es narrado desde el punto de vista de los propios protagonistas. Se trata de una pareja joven americana que empieza a jugar con una cámara de video, hasta que encuentran y ven objetos que empiezan a moverse solos.

Todo empieza tranquilo, muy tranquilo diría yo. Una bella joven y su intrépido esposo se graban. Empieza el suspenso. Los días pasan. Escuchan ruido, pasos, puertas se abren y se cierran. Y lo más alucinante es que lo podemos ver, podemos ver cómo se abren y se cierran puertas y objetos. ¿Alguna vez han visto objetos moverse? Acá lo podemos ver, lo vemos real, no lo percibimos, lo vemos con nuestros ojos y parece real. ¿Será real? Obviamente que algunas cuerdas están ejerciendo fuerza, y utilizando algunas leyes simples de la física, los realizadores pueden crear estos efectos, pero ¿acaso no se ve real?

Este es el éxito de esta cinta. Podemos ver una y otra vez la película y la sentimos más real que nunca. Pero claro, tiene sus errores como todo, pero no importa, porque la vemos simple y lo simple se hace más real aún.

La película Actividad Paranormal es americana, y como toda, o casi toda película comercial americana cae en errores tontos, con giros de guión obvios y con actores y dirección obvia. Sin embargo, podemos sobrepasar por encima de todos estos elementos y sacar lo mejor: la historia general.
En este caso, recapacitamos y hacemos memoria de todas las cosas sin explicación que alguna vez nos pudo pasar y la volvemos a recordar. Cuando, en mi caso, se abrió una puerta de mi casa y se cerró sin que esta fuese empujada o cerrada por nadie. Y se me escarapela el cuerpo, se me pone la piel de gallina y se me paraliza el corazón. Este tipo de experiencias inexplicables han sido narradas en la película para parecer reales, optando por estar narrada desde el punto de vista de los propios protagonistas, dándole de esta manera más veracidad al contexto fantasmagórico.

El hecho de ver a niños llorando en la madrugada de la nada, tampoco son acciones tan comunes. Es común tener pesadillas, pero el hecho de arrancar un grito desesperado tampoco es natural. Tampoco es natural ni normal que las puertas se abran y se cierren solas, pero sucede.

En todo caso, el movimiento de objetos por energía es posible. Eso es indiscutible. Lo extraño y raro es que después de tantas pruebas científicas y tanta tecnología, no se sepa a ciencia cierta qué es lo que hay más allá.

Esta película nos retrata una de las miles de historias reales que han pasado y que seguirán pasando. Quizás falten pruebas. Quizás sobren. Quizás existan los fantasmas y quizás estos sean los causantes de todos estos acontecimientos. Pero lo que sí estamos seguros es que gracias a este tipo de películas nos percatamos, y nos acordamos de que la energía acumulada en una forma simbólica metafísica es algo que existe entre nosotros.

Recuerdo que un amigo mío me contó que veía fantasmas. Veía gente caminando y deambulando por la calle, por su casa, por todos lados. Veía duendes, seres pequeños intentando hacer el mal. Pero qué hay de cierto en todo esto. Nada de todo esto es probable y palpable. Sólo tenemos estas películas como Actividad Paranormal que nos hacen recordar de que estas cosas existen, algunas son malas, otras buenas, pero en todo caso lo único que nos quedan son el resultado de estas acciones: puertas que se abren, objetos moviéndose, entre otras muchas cosas más.

Recomiendo ver esta película. Podrán tomar conciencia que lo que pasa en nuestro mundo existe y es real, sin embargo, aún no sabemos por qué sucede, quizás nunca lo sabremos, quizás nunca sepamos qué misterio oculto encierra.

Escríbeme a: pacopulidospelucin@gmail.com

No hay comentarios: