30 años de resistencia del SIDA que sigue derrotándonos

No hay mal que dure cien años dice el dicho, pero en enfermedades que no atacan al espíritu humano lastimosamente no se aplica esto. El SIDA uno de las enfermedades más resistente que ha atacado al ser humano ya lleva 30 años sin que algún fármaco lo derrote. Y lo paradójico es que este mal aun se diagnostica "muy tarde, cuando la inmunidad está ya afectada".

Esta pandemia del sida se inició a comienzos de la década de 1980, y desde entonces más de 60 millones de personas se han infectado con VIH y casi 30 millones han muerto por causas relacionadas con el virus.

De hecho y según cifras del Programa de la ONU sobre VIH, Más de 34 millones de personas en todo el mundo tenían a fines del 2010 el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida, según las últimas estadísticas difundidas por ONUSIDA. En 1999 había 26,2 millones de infectados. En el 2009 la cifra alcanzaba a unos 33,3 millones de personas.

Y la cantidad de niñas de entre 10 y 14 años que viven con VIH creció de unas 50.000 en 1999 a más de 300.000 en el 2010.

¿Cada día más infectados?

A otrora de lo que dicen algunos que pretenden minimizar a este mal como un agente mortal, pero no como una amenaza global, algunas cifras parecen contradecir eso. En efecto la propia Naciones Unidas sostiene en sus informes que cerca de la mitad de los portadores de VIH no conocen su situación y a pesar de las medidas preventivas, alrededor de siete mil personas se contagian del virus cada día.

El SIDA irrumpió

El VIH tuvo la atención de los científicos cuando el 5 de junio de 1981 epidemiólogos estadounidenses publicaron un estudio en el que describieron cinco casos de jóvenes, en pacientes homosexuales de entre 29 y 36 años, cuyos sistemas inmunológicos habían sido afectados por el VIH.

Controvertido documental

Brent Leung produjo y dirigió un documental llamado "House of Numbers" (Casa de Números), donde pone en tela la ciencia dogmática que se encuentra detrás de la industria convencional del SIDA. En el documental, veremos a científicos conocidos discutiendo por ejemplo de la prueba llamada "western blot", un test muy comercial que se usa ahora alrededor del mundo para diagnosticar, según el documental erróneamente con VIH a la gente. Este test es una prueba que parece haber sido diseñada para que los criterios que arrojan como resultado "positivo" sean tan flexibles como sea posible para así poder etiquetar a gente perfectamente saludable como que tiene SIDA.

De hecho el documental deje entrever que la industria del SIDA es parecida a la industria del Cáncer, en el sentido que diagnostica tantos pacientes como le sea posible. Más pacientes representan mayores ganancias, lo que indudablemente se convierte en una máquina generadora de ganancias para la Industria Farmacéutica.

No hay comentarios: