RESULTADOS DE LA ENCUESTA: ¿CREES EN EL SECRETO Y LA LEY DE LA ATRACCIÓN?

Pues bien, hemos dado fin a nuestra encuenta de la semana. En esta oportunidad preguntamos si es que "¿Crees en El Secreto? ¿En la Ley de la Atracción?" pues bien, de un total de 28 votos, los resultados fueron los siguientes:
Sí, 21 votos, que representan un 75% del total.
No, 4 votos, que representan el 14% del total.
Y no sabe no opina, 3 votos que son el 10% del total.
La verdad es que este resultado no sorprende y supongo que por algo, el libro de Rhonda Byrne, es todo un best seller.
Particularmente, yo sí creo que si uno desea y pide, y se esfuerza y trabaja para conseguirlo, tarde o temprano termina consiguiendo aquello que desea. No veo en esto ninguna cuestión mágica ni nada por el estilo, lo veo como una consecuencia lógica de lo que uno consigue lo que busca, que uno cosecha lo que siembra. También creo en que si uno piensa de manera positiva le pasan y le suceden cosas positivas, creo en las "buenas vibras", en la buena fe y en la buena voluntad, creo en lo que comúnmente le llaman "karma", en fin, creo en estas cosas, como digo, no tanto por el lado mágico del asunto, sino por simple sentido común: si piensas de manera positiva te sucederán cosas positivas, así de simple.

3 comentarios:

CaFéSito dijo...

Mirá, en la fecha que empecé a leer el libro, hice una oración "deseo una novia, que sea peruana". ¿Dónde voy a conocer una peruana en Buenos Aires? Bueno, a ver, un amigo que es peruano, tiene hermanas y primas acá. No, hace mucho que nos habíamos peleado. Un amigo está de novio con una chica que es peruana; debe tener amigas. No sé.
Bueno, a los 3 días un amigo catequista del colegio donde yo trabajaba me invita a un retiro espiritual, yo acepto, pensé que tantas veces este chico me había invitado a esos retiros.
Bueno, decido ir. Estaba medio perdido, nunca había ido a ninguno. Estaba con ganas de renunciar antes de entrar (y saber por dónde se entraba). Y viene una chica, morochita piel trigueña. Nos hablamos, ella también algo desconcertada pero venía al retiro también. Entramos los dos juntos "¿Uds están casados?" nos preguntan en la entrada. "No, no, recién nos conocimos" dijimos. Bueno, cada uno se instala en sus cuartos y nos volvemos a encontrar en el pasillo antes que comience la primera actividad del retiro. Ella estaba hablando con alguien, creo que esa persona no había participado en el retiro, pero ya se conocían de anteriores. En eso, esta chica dijo que era oriunda de Perú. Se me abrieron los ojos :S. Después me fui desconcertado hacia afuera, donde se estaban reuniendo todos, y me empecé a reir solo. ¿¿Es esta la chica que formulé en la simple oración que exclamé una semana antes??? Bueno, respeté la oración de ella y de todos, no volví a hablar, hasta cuando nos fuimos. Volvimos juntos, ella y yo. Nos pasamos los celulares. Y cuando llegamos al final del viaje de retorno a Buenos Aires, nos separamos. Una semana después le envío un mensajito de texto, para ver si nos encontrábamos, yo le iba a ayudar con unos estudios. A las dos semanas seguidas de vernos nos pusimos de novio.
Creo en el secreto, aunque tuve dudas si hubo alguien más cercano a Dios que interfirió por nosotros.

CaFéSito dijo...

Desde entonces creo. Antes era una nebulosa de fantasías... Ah, y por cierto, el Universo te retribuye, es cierto... No dejés de ser bueno y ser positivo en todo momento, con o sin "Dios".

Percy dijo...

Pues quizá yo también intente algo parecido jaja. Gracias por compartir tu experiencia y bueno, felicidades con tu nueva relación.